Friday June 23,2017
Iniciar pagina principal Quienes somos y que hacemos Mision principal del sitio en internet Como rezar el santo rosario, oraciones, etc. Base de datos de documentos recopilados Servicio de asesoria via e-mail. Calendario de eventos en el bimestre Personas para establecer contacto
 

Introducción


PRIMERA PARTE:

»  El Atéismo

Convertidos:

»  Ateos Convertidos

1»  Agustín María Schowaloff

2»  Illemo Camelli

3»  Charles de Foucauld

4»  Lecompte de Noüy

5»  Joergensen

6»  Eva Lavallière

7»  Charles Nicolle

8»  Henri Ghéon

9»  Huymans

10»  Evelyn Waugh

11»  Peter Wust

12»  Daniel Rop

13»  Leonard Cheshire

14»  Fred Copeman

15»  Adolfo Retté

16»  Takashi Nagaï

17»  Giovanni Papini

18»  Jacques Maritain

19»  Maria Meyer-Sevenich

20»  Alberto Leseu

21.1»  Paul Claudel
Parte 1

21.2»  Paul Claudel
Parte 2

22»  Martin Bormann

23»  Regina García

24»  Ignace Lepp

25.1»  Alexis Carrel
Parte 1

25.2»  Alexis Carrel
Parte 2

26»  García Morente

27.1»  Pieter van der Meer
Parte 1

27.2»  Pieter van der Meer
Parte 2

28.1»  María Benedicta Daiber
Parte 1

28.2»  María Benedicta Daiber
Parte 2

29.1»  Douglas Hyde
Parte 1

29.2»  Douglas Hyde
Parte 1

30»  Dorothy Day

31»  Svetlana Stalin

32.1»  André Frossard
Parte 1

32.2»  André Frossard
Parte 2

32.3»  André Frossard
Parte 3

33»  Sergio Peña y Lilio

34»  Sandra Elam

35.1»  Janne Haaland MatlaryParte 1

35.2»  Janne Haaland MatlaryParte 2

36»  Vladimiro Roca

37»  Narciso Yepes

38»  Leonardo Mondadori

39»  Vittorio Messori

40»  Conclusión
sobre Ateos Convertidos


SEGUNDA PARTE:

» El Judaísmo

Convertidos:

»Judíos Convertidos

41»  Hermann Cohen

42»  Teodoro de Ratisbona

43»  Alfonso María de Ratisbona

44»  Henri Bergson

45»  Edith Stein

46»  Max Jacob

47»  Raphael Simon

48»  Kenneth Simon

49»  René Schwob

50»  Jean Jacques Bernard

51.1»  Eugenio Zolli
Parte 1

51.2»  Eugenio Zolli
Parte 2

51.3»  Eugenio Zolli
Parte 3

51.4»  Eugenio Zolli
Parte 4

52.1»  Karl Stern
Parte 1

52.2»  Karl Stern
Parte 2

52.3»  Karl Stern
Parte 3

53»  Bernard Nathanson

54»  Jeri Westerson

55»  Jean Marie Lustiger

56»  Martin Barrack

57»  José Cuperstein

58»  Sor Mary of Carmel

59»  Reflexiones


TERCERA PARTE:

»  Consideraciones

60.1»  La ciencia
Parte 1

60.2»  La ciencia
Parte 2

60.3»  La ciencia
Parte 3


61.1»  ¿Existe Dios?
Parte 1

61.2»  ¿Existe Dios?
Parte 2

61.3»  ¿Existe Dios?
Parte 3

61.4»  ¿Existe Dios?
Parte 4

62»  Católicos Comprometidos

63.1»  Experiencia de Dios
Parte 1

63.2»  Experiencia de Dios
Parte 2

64»  Conclusión

65»  Bibliografía

 

 

Tercera Parte

62» Católicos Comprometidos

Autor: P. Angel Peña O.A.R  

En un pueblecito de la Sierra peruana, en el Departamento de Cajamarca, en la provincia de Cutervo, había cuatro campesinos que, después de haber vivido alejados de Dios y de toda práctica religiosa, empezaron a sentir inquietud de amar al Señor.

Un día, del año 1963, se presentaron al párroco de la parroquia de Sócota para pedirle confesión y que les diera unas charlas para que ellos pudieran conocer más la fe católica y así poder transmitirla a sus hermanos de los caseríos.

Al cabo de seis meses, habían conseguido que otros doce (en total dieciséis) fueran juntos a pedirle de nuevo al Padre que los confesara y que, una vez por semana, les diera una charla para ellos darla en sus comunidades del campo.

El sacerdote acogió la idea con beneplácito y comenzaron así a recibir formación católica y ellos daban los temas recibidos en sus caseríos.

Poco a poco, se enamoraron de Jesús y de nuestra fe. Aquellos primeros dieciséis fueron convirtiendo a otros y cada día aumentaban más los que deseaban recibir formación espiritual. Y empezaron a construir capillas en todos los caseríos y a reunirse una vez por semana.

Así surgieron los primeros catequistas, que se comprometieron a reunirse una vez al año con el obispo, el día del Corazón de Jesús, y, una vez al mes, como mínimo, en la parroquia, el día de primer viernes para confesar y comulgar.

Este movimiento de catequistas, que surgió de aquellos cuatro pioneros, se fue extendiendo sin parar.

En todas las parroquias de la Prelatura de Chota, comenzaron a surgir nuevos catequistas y personas comprometidas con la promesa de confesar y comulgar los primeros viernes de cada mes.

Era como un movimiento incontenible, avivado por el Espíritu Santo. Cuando visité aquellas comunidades por primera vez el año 1972, el movimiento de catequistas y laicos comprometidos era una hermosa realidad.

En mi propia parroquia de Pimpincos, se reunían los primeros viernes unos 300 hombres y mujeres.

Algunos llegaban descalzos, otros con sus llanques o sandalias, pero todos con mucho fervor, con lluvia o con sol, de cerca o de lejos, de hasta cinco horas de camino.

Era hermoso ver a todo un pueblo ponerse en camino hacia Dios. La iglesia se llenaba ese día. El sacerdote debía confesar durante horas y la misa era una fiesta con Jesús.

Y Dios bendecía a aquellos campesinos pobres, pero con mucha fe. El amor a María era muy fuerte entre ellos, pero, sobre todo, Jesús Eucaristía era el centro de sus vidas y esperaban con ansia el primer viernes para ir a comulgar.

Pronto se organizaron cursillos con distintas etapas de crecimiento para conocer mejor la Biblia y todos los temas importantes de nuestra fe. Actualmente, hay unos 1.600 catequistas en la Prelatura de Chota y un número inmenso de católicos comprometidos.

En todos los caseríos hay capilla y catequista, que reúne a los fieles un día a la semana. Realmente, Dios ha bendecido y sigue bendiciendo a la Prelatura de Chota, que es uno de los lugares del mundo con más número de vocaciones.

Y todo comenzó con cuatro hermanos, que tuvieron la osadía de cambiar de vida, de confesarse después de muchos años y de dedicarse con todo su fervor a convertir a sus hermanos.

Ellos se habían enamorado de Jesús y no podían quedarse callados, debían compartir su fe y su amor a Jesús con los demás.

Ahora yo te pregunto: ¿Eres tú apóstol entre los que te rodean? ¿Das testimonio de tu fe ante los demás? ¿Qué has hecho hasta ahora?

¿Qué piensas hacer? ¿Estás dispuesto a servir al Señor?

Tu fe es un regalo hermoso, que Dios te ha dado, y debes compartirla con los demás.


   


[Inicio] [ Blog] [Mision] [El Rosario] [Documentos] [Asesorias] [ Política de Privacidad] [Contacto ]

Copyright © 2017 Maria Luz Divina
Impulsada por: TusProductosWeb.com