Wednesday February 22,2017
Iniciar pagina principal Quienes somos y que hacemos Mision principal del sitio en internet Como rezar el santo rosario, oraciones, etc. Base de datos de documentos recopilados Servicio de asesoria via e-mail. Calendario de eventos en el bimestre Personas para establecer contacto
 

MEDITACIONES

Jesus Meditando


»Padre Nuestro


»¿Los jóvenes de este Siglo ¿Son educados?

»Ahora lo Entiendo

»El secuestro no
es castigo de Dios

»Mi hermosa Niña de Galilea

»Benedicto XVI, a corazón abierto

»¿Es malo desear la muerte?

»¿Realmente existe el demonio?

»El actor de la película La Pasión atribuye su papel a Medjugorje

»¿Existe Dios?

»Carta de un Sacerdote

»María y los Santos.
¿Qué dijeron los santos acerca de la Virgen María?

»El culto a la santa muerte

»La liberación no es lo que prometía

»Un acto de amor al prójimo.
¡Dios nunca olvida!

»Una marca inborrable en mi vida

»¡Gracias por ser sacerdote!

»La Fiesta de la Misericordia

»Obediencia / Desobediencia

»María, Reina de Misericordia

»María libra del infierno a sus devotos

»¡Oh Dulce Virgen María!

»María alivia a los suyos las penas del purgatorio y les saca de ellas

»¿Y por qué faltar a misa el domingo es pecado?

»15 Razones del por qué el yoga es sumamente peligroso

»Por qué el Yoga, en la filosofía y en la práctica, es incompatible con el Cristianismo

»La Virgen derrama lágrimas en Ucrania

»Nuestro ángel de la guarda

»El corazón y la ciencia

»La soledad compañera
de la vida

»María, Causa de nuestra alegría

»El Poder olvidar, don de Dios

»María ha subido al cielo
en cuerpo y alma

»En nosotros está la lámpara maravillosa


»Una luz en la noche


»Ahora Cristo es más mío


»Entrevista con San Pedro
y San Pablo


»¿Son compatibles? Yoga y Cristianismo


»¿Estamos abiertos al Evangelio?


»Reina y Madre de sus
queridos hijos

»Los santos cuerpos incorruptos

»Cuando sufrir es bello

»Cada uno de nosotros es
un grano de trigo

»Jesús, la mejor opción en la vida

»Eucaristía y Sagrario

»En la frente... una cruz de ceniza bendecida

»Dejar que Cristo entre en corazón

»El ayuno, don total de
uno mismo a Dios

»Ante la presencia de Jesús ...un consolador recuerdo

»Que Nunca nos falte María

»La más tierna de las madres y la más poderosa de las Reinas

»La Noche Vieja

»Dios de Dios, Luz de Luz

»La Guadalupana, tu madre

»El clamor del Adviento

»Meditación ante el Santísimo Sacramento

» El Espíritu en acción, los carismas del Espíritu Santo

» Dios esta dónde le dejan entrar

» Obediente hasta la cruz

»¡Aquí estás presente, Señor!


» Vive, ama y perdona ¡ya!


»Con María, y un rosario
antes de Misa

»Reina y Madre de sus queridos hijos

»María es inmensamente
feliz en el cielo

»Madre enséñame a orar contigo
y como Tú lo hacías

»Los éxitos del Hijo son
también de su madre



»María, ahora es todo luz 



»Aceptó ser madre tuya por siempre 

»El amor más entrañable
ahí está por ti
 

»Creo en la misericordia divina

»Jesucristo Sacerdote

»María, la que más conoce y
mejor puede enseñar


»Presencia de Jesús y María
en nuestra vida


»Dulce huésped del alma

»Con María...esperado Pentecostés

»Enséñanos, María a aceptar
sin preguntar


»María te ofrece al Hijo de Dios

»No he venido a ser servida
sino a servir


»¡Gracias, por haber dicho que sí!

»El cielo es tuyo Subes o te quedas

»San José, hombre de trabajo

»Vocaciones y oración

»Cristo se deja llevar por
el Espíritu Santo


»Reír, sonreír y amar

»Tu actitud es más importante
que los hechos


»Eucaristía y compromiso de caridad

»La providencia de Dios

»Lo que Cristo quiere ser para ti

»Lo que ella sabía que su hijo cruzaba la hora más amarga

»Solemnidad del Cuerpo y
Sangre de Cristo


»Dolor, humillación y gloria
de las espinas




 
Autor: Reina del Cielo | Fuente: Reina del Cielo

El corazón y la ciencia


El Sagrado Corazon de Jesus


¿Qué quiere decir esto? Que no sólo el cerebro puede ser el centro de actividad neurológica en el ser humano

El corazón es, esencialmente, una extraordinaria máquina que bombea sangre durante toda nuestra vida, sin cesar. Sin embargo, durante miles de años se lo ha identificado también con los sentimientos del ser humano, con sus cualidades más remarcables. Y de hecho, es el Corazón de Jesús el que fuera traspasado por la lanza del centurión Longinos en el día del Calvario. De Su herida brotaron Sangre y Agua, y regaron al mundo desde el Madero de Nuestro Señor.

El corazón fue el señalado por el mismo Jesús en Sus apariciones a Santa Margarita María de Alacoque en Francia varios siglos atrás, creando la devoción al Sagrado Corazón de Jesús. Y fue a Santa Faustina Kowalska que Jesús se revelara con dos rayos que partían de Su Corazón, inundando el mundo. Esos rayos representan la Misericordia de Dios que se derrama sobre todos nosotros, evocando la devoción al Jesús Misericordioso. Nuevamente el corazón es el indicado por Dios. ¿Por qué?

He meditado muchas veces el motivo por el que un órgano esencialmente mecánico sea el señalado por Dios no sólo como el centro de Su Amor, sino también como el centro de nuestra espiritualidad. Un buen corazón es signo de ser buena persona, signo de cercanía a Dios.

El Señor me ha regalado esta semana una pista importante sobre este tema tan central a la hora de comprender el modo de pensar y actuar la Voluntad de Dios. En la ciudad de Boston participé de una conferencia de un profesor de la Universidad de Stanford, Robert Cooper, sobre el uso de nuestra inteligencia en el mundo actual. Como reconocido escritor y pensador, Robert expuso un tema del que yo tenía absoluto desconocimiento, y sobre el que profundicé con posterioridad.

La ciencia ha descubierto en los últimos diez años (y la investigación está aun en sus primeras etapas) que existen neuronas en el corazón del hombre. Se estima que existen unas 40.000 neuronas ubicadas en distintos lugares del músculo cardíaco, y se ha avanzado también en el análisis de la actividad de neurotransmisores en este conjunto que algunos científicos consideran autónomo del sistema nervioso central. De modo sorprendente se ha descubierto también la existencia de hasta 90.000 neuronas en el corazón del feto humano, más del doble que en el caso de los adultos. La forma de conectarse entre si de estas neuronas del corazón es distinta a la de las neuronas de nuestro cerebro, haciendo que la actividad sea mucho más rápida, aunque de cierto modo menos organizada y estructurada

¿Qué quiere decir esto? Que no sólo el cerebro puede ser el centro de actividad neurológica en el ser humano. De modo paulatino la ciencia empieza a comprender que algo ocurre en el corazón, que excede la mera actividad de bombear sangre a nuestro organismo. De inmediato comprendí tantos siglos de revelaciones a santos sobre el Corazón del Señor, y del corazón del hombre.

Será por eso que sentimos que nuestros sentimientos parten de algún modo de nuestro corazón, ya que no es esto sólo una representación simbólica, sino que Dios puso probablemente actividad pensante en este noble órgano. Y esta actividad está totalmente vinculada con nuestros sentimientos, con nuestra capacidad de comprender las cosas más allá de la razón, centrada en nuestro cerebro. El corazón parece ser ahora también fisiológicamente el centro del amor, de nuestra capacidad de ver las cosas en un plano paralelo a los pensamientos tradicionales.

Nuestro corazón, de este modo, es el motor que dispara una visión distinta de la realidad que nos circunda. Ya no es sólo el pensamiento que parte de nuestra cabeza el responsable de comprender nuestra vida, sino el sentimiento que surge de un corazón dotado por el mismo Creador de la capacidad de amar, de sentir, de darnos otra mirada de la realidad.

Dios lo ha dicho de modo claro desde hace siglos, Su Corazón es el lugar desde el cual se derrama la Misericordia y el Amor, fuente de Gracia y perdón. Ciencia y fe, siempre van de la mano. Es que es Dios quien ha creado al hombre, en cuerpo y alma, mientras al hombre le lleva años el ir conectando y descubriendo esos puentes entre el Pensamiento del Creador y el pensamiento limitado de la humanidad.

Como nos pidió el Señor que repitamos sin cesar:
Sagrado Corazón de Jesús, en Vos confío
.

 

   


[Inicio] [ Blog] [Mision] [El Rosario] [Documentos] [Asesorias] [ Política de Privacidad] [Contacto ]

Copyright © 2016 Maria Luz Divina
Impulsada por: TusProductosWeb.com