Wednesday February 22,2017
Iniciar pagina principal Quienes somos y que hacemos Mision principal del sitio en internet Como rezar el santo rosario, oraciones, etc. Base de datos de documentos recopilados Servicio de asesoria via e-mail. Calendario de eventos en el bimestre Personas para establecer contacto
 

MEDITACIONES

Jesus Meditando


»Padre Nuestro


»¿Los jóvenes de este Siglo ¿Son educados?

»Ahora lo Entiendo

»El secuestro no
es castigo de Dios

»Mi hermosa Niña de Galilea

»Benedicto XVI, a corazón abierto

»¿Es malo desear la muerte?

»¿Realmente existe el demonio?

»El actor de la película La Pasión atribuye su papel a Medjugorje

»¿Existe Dios?

»Carta de un Sacerdote

»María y los Santos.
¿Qué dijeron los santos acerca de la Virgen María?

»El culto a la santa muerte

»La liberación no es lo que prometía

»Un acto de amor al prójimo.
¡Dios nunca olvida!

»Una marca inborrable en mi vida

»¡Gracias por ser sacerdote!

»La Fiesta de la Misericordia

»Obediencia / Desobediencia

»María, Reina de Misericordia

»María libra del infierno a sus devotos

»¡Oh Dulce Virgen María!

»María alivia a los suyos las penas del purgatorio y les saca de ellas

»¿Y por qué faltar a misa el domingo es pecado?

»15 Razones del por qué el yoga es sumamente peligroso

»Por qué el Yoga, en la filosofía y en la práctica, es incompatible con el Cristianismo

»La Virgen derrama lágrimas en Ucrania

»Nuestro ángel de la guarda

»El corazón y la ciencia

»La soledad compañera
de la vida

»María, Causa de nuestra alegría

»El Poder olvidar, don de Dios

»María ha subido al cielo
en cuerpo y alma

»En nosotros está la lámpara maravillosa


»Una luz en la noche


»Ahora Cristo es más mío


»Entrevista con San Pedro
y San Pablo


»¿Son compatibles? Yoga y Cristianismo


»¿Estamos abiertos al Evangelio?


»Reina y Madre de sus
queridos hijos

»Los santos cuerpos incorruptos

»Cuando sufrir es bello

»Cada uno de nosotros es
un grano de trigo

»Jesús, la mejor opción en la vida

»Eucaristía y Sagrario

»En la frente... una cruz de ceniza bendecida

»Dejar que Cristo entre en corazón

»El ayuno, don total de
uno mismo a Dios

»Ante la presencia de Jesús ...un consolador recuerdo

»Que Nunca nos falte María

»La más tierna de las madres y la más poderosa de las Reinas

»La Noche Vieja

»Dios de Dios, Luz de Luz

»La Guadalupana, tu madre

»El clamor del Adviento

»Meditación ante el Santísimo Sacramento

» El Espíritu en acción, los carismas del Espíritu Santo

» Dios esta dónde le dejan entrar

» Obediente hasta la cruz

»¡Aquí estás presente, Señor!


» Vive, ama y perdona ¡ya!


»Con María, y un rosario
antes de Misa

»Reina y Madre de sus queridos hijos

»María es inmensamente
feliz en el cielo

»Madre enséñame a orar contigo
y como Tú lo hacías

»Los éxitos del Hijo son
también de su madre



»María, ahora es todo luz 



»Aceptó ser madre tuya por siempre 

»El amor más entrañable
ahí está por ti
 

»Creo en la misericordia divina

»Jesucristo Sacerdote

»María, la que más conoce y
mejor puede enseñar


»Presencia de Jesús y María
en nuestra vida


»Dulce huésped del alma

»Con María...esperado Pentecostés

»Enséñanos, María a aceptar
sin preguntar


»María te ofrece al Hijo de Dios

»No he venido a ser servida
sino a servir


»¡Gracias, por haber dicho que sí!

»El cielo es tuyo Subes o te quedas

»San José, hombre de trabajo

»Vocaciones y oración

»Cristo se deja llevar por
el Espíritu Santo


»Reír, sonreír y amar

»Tu actitud es más importante
que los hechos


»Eucaristía y compromiso de caridad

»La providencia de Dios

»Lo que Cristo quiere ser para ti

»Lo que ella sabía que su hijo cruzaba la hora más amarga

»Solemnidad del Cuerpo y
Sangre de Cristo


»Dolor, humillación y gloria
de las espinas




 
Autor: P. Fintan Kelly | Fuente: catholic.net

Cristo se deja llevar por el Espíritu Santo


“Nos encontramos en la obra de Jesucristo al Espíritu Santo como guía y artífice de la misma. Lo encontramos en el umbral mismo de la vida de Jesucristo: en la encarnación como hacedor de la misma; y nos lo volvemos a encontrar al final, sellando la obra redentora de Cristo, el día de Pentecostés. Está presente a lo largo de toda su vida: lo conduce al desierto, lo unge en el Jordán, y se establece entre los dos una perfecta unión de tal manera que el espíritu de Cristo es el Espíritu Santo.”

Salta a la vista en seguida que Cristo es un hombre espiritual. Ciertamente Él no es contrario al cuerpo, pero sí exige la mortificación del mismo. En Él impera el espíritu. Nos da la impresión de que su alma dirige su cuerpo, que es su maestra y señora.

Cristo también es espiritual en un sentido más profundo de la palabra: Él se deja llevar por el Espíritu Santo. Es lógico que las cosas sean así, pues Él es la segunda persona de la Santísima Trinidad que se deja guiar como hombre por la tercera persona, que es el Espíritu Santo.

Tal vez nunca vemos tan explícitamente que Cristo se deja llevar por el Espíritu Santo como en el caso de su estancia en el desierto. Después de su bautismo fue “empujado por el Espíritu Santo al desierto” para orar y sacrificarse. Al encontrarse de frente con el espíritu maligno, no se dejó engañar porque tenía la costumbre de siempre dejarse llevar por el Espíritu Santo.

Vemos aquí dos signos claros de la presencia del Espíritu Santo en su vida: Él oraba y se sacrificaba. Recordemos lo que dijo una vez sobre el método de echar fuera a los demonios: dijo que se echan “por medio de la oración y el sacrificio.”

Aquí estamos tocando algo esencial o nuclear en la vida cristiana: el cristiano debe dejarse llevar por el Espíritu Santo. Es como la tarjeta de identidad de un auténtico cristiano. El punto de referencia de la bondad o maldad de una acción para un cristiano siempre debe ser lo que dice el Espíritu Santo. Pero el Espíritu actúa a través de sus representantes, comenzando con el Santo Padre. Cuando el Papa aclara la doctrina cristiana muchas veces exige de los cristianos una humilde y sacrificada sumisión de su inteligencia y voluntad al Magisterio de la Iglesia.

Hay muchos casos en los cuales los cristianos tienen que dejarse guiar por el Espíritu Santo. Son bien conocidos los reclamos de los ambientes secularistas de permitir el aborto y eutanasia directos como “conquistas” del hombre moderno.

El Magisterio papal ha aclarado en diversas ocasiones la posición de la Iglesia sobre estos temas vitales. Esta posición no ha tenido una acogida demasiado favorable en ciertas partes del mundo. En el fondo constatamos que hay una lucha entre el Espíritu Santo y el espíritu de este mundo.

El Espíritu Santo llevó a Cristo a Jerusalén, a sacrificarse sobre el altar de la cruz para redimir a los hombres. El camino del Espíritu Santo nunca es fácil, como tampoco lo es el de Cristo. La vida cristiana es una lucha, es como nadar contra la corriente, es oponerse al espíritu de este mundo.

“Nos ha tocado vivir tiempos difíciles, en los que es fácil sucumbir, aun sin darse cuenta; tiempos en que el Espíritu Santo actúa más intensamente que nunca, si cabe hablar de modo humano, para iluminar, apoyar, fortalecer, dar eficacia, arrojo y valentía a cuantos quieren ser apasionadamente fieles a Cristo nuestro Señor.”

 

   


[Inicio] [ Blog] [Mision] [El Rosario] [Documentos] [Asesorias] [ Política de Privacidad] [Contacto ]

Copyright © 2016 Maria Luz Divina
Impulsada por: TusProductosWeb.com