Monday December 11,2017
Iniciar pagina principal Quienes somos y que hacemos Mision principal del sitio en internet Como rezar el santo rosario, oraciones, etc. Base de datos de documentos recopilados Servicio de asesoria via e-mail. Calendario de eventos en el bimestre Personas para establecer contacto
 

EL INFIERNO


 »Oración de Protección

»Un exorcista entrevista al Diablo

»Cara a cara con un Exorcista

»El infierno existe

»El infierno (San Anselmo)

Visión del Infierno
de Sor Faustina

Los terrores del infierno

»Las penas del infierno
(San Antonio María Clerea)


»Sobre la eternidad el infierno


»Testimonio de Ultratumba

»¿Por qué insistir en la existencia
del infierno?


»Avisos del abismo eterno,
que aún puedes evitar

»El pecado que nos esclaviza
para siempre

»La confesión de los pecados

»El suicidio, un atajo hacia
el infierno sin fin

» Ha venido alguien desde
el infierno?

» Los símbolos satánicos

»Carta del más allá
(carta de un alma condenada)

»Carta del más allá
Introducción

»Carta del más allá
El relato de Clara

»Carta del más allá
La Carta (Parte 1 / 4)

»Carta del más allá
La Carta (Parte 2 / 4)

»Carta del más allá
La Carta (Parte 3 / 4)

»Carta del más allá
La Carta (Parte 4 / 4)

»Carta del más allá
Epílogo de Clara




 

¿Por que insistir en la existencia del infierno?

 

Si hay un peligro mortal ante nosotros, el amor exige que quienes lo saben alerten a todos cuanto antes. El infierno es no solo un peligro mortal sino también eterno. Es, en realidad la mayor desgracia, total y definitiva, que nos puede ocurrir.

Dios es amor. "quiere que nadie perezca, sino que todos lleguen a la conversión" ( 2 P. 3,9). Por ese amor infinito envió a su único Hijo, Quien se hizo hombre y murió por nuestra salvación. Pero si no nos convertimos a El en el tiempo limitado que tenemos en la tierra, si nos obstinamos en seguir viviendo en pecado mortal, entonces iremos al infierno. No podremos culpar a Dios. El ya lo hizo nos abrió las puertas del cielo. Pero jamás nos forzará a entrar.

Los que niegan el infierno no conocen la Palabra de Dios y están separados de la Iglesia. Se dejan llevar por un mundo que se burla o opta por ignorar las realidades más importantes. Pero les ocurrirá como a los compatriotas de Noé que se reían mientras el construía el arca para sobrevivir el diluvio. Todos los que se burlan también morirán y no podrán escapar la realidad.

Los cristianos no debemos basar nuestra buena conducta en miedo del infierno sino en amor a Dios. Pero al mismo tiempo es saludable recordar que hay un justo castigo. En momentos de ceguera y debilidad, cuando la tempestad de la tentación es recia, pensar en el infierno es saludable y provechoso en caso que nuestro amor esté debilitado.

Jesucristo habló claramente del infierno. En el Nuevo Testamento se le llama "gehenna":

Mateo 5:22 Pues yo os digo: Todo aquel que se encolerice contra su hermano, será reo ante el tribunal; pero el que llame a su hermano "imbécil", será reo ante el Sanedrín; y el que le llame "renegado", será reo de la gehenna de fuego.

Mateo 5:29 Si, pues, tu ojo derecho te es ocasión de pecado, sácatelo y arrójalo de ti; más te conviene que se pierda uno de tus miembros, que no que todo tu cuerpo sea arrojado a la gehenna.

Mateo 10:28 "Y no temáis a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma; temed más bien a Aquel que puede llevar a la perdición alma y cuerpo en la gehenna.

Mateo 23:33 "¡Serpientes, raza de víboras! ¿Cómo vais a escapar a la condenación de la gehenna?

Santiago 3:6 Y la lengua es fuego, es un mundo de iniquidad; la lengua, que es uno de nuestros miembros, contamina todo el cuerpo y, encendida por la gehenna, prende fuego a la rueda de la vida desde sus comienzos.

 

   

[Inicio] [ Blog] [Mision] [El Rosario] [Documentos] [Asesorias] [ Política de Privacidad] [Contacto ]

Copyright © 2017 Maria Luz Divina
Impulsada por: TusProductosWeb.com