Iniciar pagina principal Quienes somos y que hacemos Mision principal del sitio en internet Como rezar el santo rosario, oraciones, etc. Base de datos de documentos recopilados Servicio de asesoria via e-mail. Calendario de eventos en el bimestre Personas para establecer contacto
     
 

SECCIONES

Visita Blog de Maria Luz Divina - Videos y Articulos de Mucho InteresVideo Completo - El Sangriento Negocio del Aborto

Video Seleccion Especial


Las Horas de la Pasion de Nuestro Señor Jesucristo
Regresando a Casa - Cristianos Convertidos a la Fe Catolica
Matrimonios Felices
Novena a Santa Filomena
Vida de Santa Filomena, jóven y mártir
Novena Biblica al Divino Niño Jesús
Mensajes de la Virgen desde Medjugorje, la Reina de la Paz
La eucaristia el tesora mas grande del mundo
Angeles en Accion

14,000 Mitines del Rosario dan esperanza en un mundo desgarrado por el pecado y el Aborto

14,000 Mitines del Rosario dan esperanza en un mundo desgarrado por el pecado y el Aborto

Subtitulan al Español Videos sobre tráfico de órganos de Planned Parenthood


Mes de Maria Santisima- Santo Domingo y el Rosario y Frases de devotos Santo Domingo de Guzman y los demonios que expulso con el Rosario de la Virgen 20 Frases de Santos y Beatos que te haran amar mas el Santo Rosario
Angeles de aqui y angeles alla
Tu Amigo, el Angel de la Guarda
Homilias del Padre Manuel Canal  (R.I.P.)
Ateos y Judios Convetidos
Cristo Jesus: Libranos del maligno
22 Sermones Escogidos del Santo Cura de Ars
Honores a l a Santisima Virgen de Guadalupe Novena en Honor de la Santisima Virgen de Guadalupe
San Jose - el mas santo de los santos Novena a San Jose Lirios perfumados de San Jose
Imitacion de Jesus de Tomas de Kempis  Imitacion de Maria de Tomas de Kempis

Para Salvarte -Videos P. Jorge Loring - Parte 1  Evangelio y Homilia de Cada  Domingo


En Adoracion - Testimonio de Catalina Rivas  Video: Sanando Heridas - Lupita Venegas

400 Respuestas Fe Catolica   PREGUNTA 131. INFALIBILIDAD DEL PAPA
El Papa es un hombre como nosotros. Eso de que no puede equivocarse porque es infalible es difícil de creer.
RESPUESTA: Que el Papa es infalible es Dogma de Fe. El Papa no es infalible en todo lo que dice, sólo cuando habla ex cathedra.
El Papa es el Sumo Pontífice de Roma, sucesor de San Pedro1, a quien todos estamos obligados a obedecer, «no sólo en las materias que pertenecen a la fe y a las costumbres, sino también en las de régimen y disciplina de la Iglesia».
La Iglesia afirma que el Papa es el sucesor de San Pedro. El mismo Pablo VI dijo ante millares de personas en Bombay: «¿Quién es este peregrino? El siervo y mensajero de Jesucristo, puesto por la Divina Providencia a la cabeza de su Iglesia como sucesor de San Pedro, príncipe de los Apóstoles».
Es Maestro Infalible, porque cuando habla como Jefe de la Iglesia Universal ejerciendo el supremo grado de su autoridad y define como obligatorias verdades de fe y moral, no se puede equivocar.
«Infalibilidad es la preservación del error, fruto de la asistencia divina. (…) Su fundamento es la asistencia de Dios. En Dios se encuentra toda la verdad. Y Dios no miente. Él ha querido dar a su Iglesia este don de permanecer en la verdad».
Si el Papa pudiera equivocarse al enseñar lo que es obligatorio creer o hacer para salvarse, nos desorientaría en el camino de la salvación; y Dios, que nos manda obedecer al Papa, sería el culpable de nuestra condenación.
Esto es absurdo. Luego se comprende que el Papa tiene que ser infalible cuando señala el camino de la salvación. Esta asistencia espiritual la prometió Jesucristo cuando dijo: «Yo estaré con vosotros hasta el final de los tiempos». «Las puertas infierno no prevalecerán contra ella». «Si alguna vez la Iglesia dogmáticamente enseñara alguna herejía, (…) entonces dejaría de ser la Iglesia de Jesús y las puertas del infierno habrían prevalecido contra ella. Entonces no hay forma en que la Iglesia enseñe dogmas erróneos. Si lo hace, las puertas del infierno habrán prevalecido contra ella».
Dice el Concilio Vaticano I: «Definimos ser dogma divinamente revelado que el Romano Pontífice cuando habla 'ex cathedra' esto es, cuando cumpliendo su cargo de Pastor y Maestro de todos los cristianos, define con su suprema autoridad apostólica, que una doctrina sobre la fe y costumbres debe ser sostenida por la Iglesia Universal... goza de aquella infalibilidad que el Redentor Divino quiso que estuviera en su Iglesia». La categoría «ex cathedra» se manifiesta con las palabras: «proclamamos y definimos que…».
La infalibilidad del Papa ha sido definida como dogma de fe en 1870. Desde entonces ha habido doce Papas (Pío IX, León XIII, Pío X, Benedicto XV, Pío XI, Pío XII, Juan XXIII, Pablo VI, Juan Pablo I, Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco). En todo este tiempo sólo ha sido definido como dogma la Asunción, en 1950 por Pío XII. Y esta verdad estaba en la fe de la Iglesia desde el siglo VII.
Para comprender este dogma conviene tener presente:
1) Sujeto de la infalibilidad es todo Papa legítimo, en su calidad de sucesor de Pedro, y no otras personas u organismos a quienes el Papa confiere parte de su autoridad magisterial. Ejemplo: Congregaciones Pontificias.
2) Objeto de la infalibilidad son las verdades de fe y costumbres, reveladas o en íntima conexión con la revelación divina.
3) Condición de la infalibilidad es que el Papa hable ex cátedra.
a) Que hable como pastor y maestro de todos los fieles haciendo uso de su suprema autoridad.
b) Que tenga intención de definir alguna doctrina de fe o costumbres para que sea creída por todos los fieles. Las encíclicas pontificias no son definiciones ex cátedra.
4) Razón de la infalibilidad es la asistencia sobrenatural del Espíritu Santo que preserva al supremo maestro de la Iglesia de todo error.
5) Consecuencia de la infalibilidad es que la definición ex cátedra de los Papas sean por sí mismas irreformables, sin la intervención ulterior de ninguna autoridad.
Para salvarse es necesario creer y aceptar toda la doctrina de Jesucristo. La auténtica doctrina de Jesucristo, no otra: «Id por todo el mundo —dijo Jesús a sus Apóstoles— y predicad el Evangelio a toda criatura, enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado. El que creyere y se bautizare, se salvará; el que no creyere, se condenará». Esto supone garantía de que los que transmiten las enseñanzas de Jesucristo no se van a equivocar.
Si la Iglesia no fuera infalible, Dios obligaría a los hombres a aceptar el error bajo pena de condenación eterna. Esto es absurdo. Si Él nos obliga a creer lo que la Iglesia nos enseña es porque se compromete a que siempre enseñará la verdad: «Yo estaré con vosotros hasta el fin de los siglos».
Ahora bien, ¿qué garantías podemos tener nosotros a la distancia de veinte siglos y a través de tantas teorías y opiniones humanas, de que la doctrina que nos enseña hoy La Iglesia es la auténtica doctrina de Jesucristo?
«¿Cómo se conservará este tesoro sin guardianes autorizados? ¿Cómo guardar incontaminada esta norma de vida, destinada a todos los pueblos y a todos los tiempos? (…) Su destino a la humanidad entera hacen indispensable la fundación de un magisterio y jerarquía en la Iglesia».
Jesucristo, fundador de la Iglesia, si quiso hacer efectivamente una Iglesia que llevase su mensaje a todos los tiempos y a todos los hombres, no tuvo más remedio que dotarla de un control adecuado, que impidiera absolutamente el que su doctrina fuera deformada a través de los siglos. Este control es una especial asistencia del Espíritu Santo con la que impide absolutamente el error en su Iglesia, en lo que se refiere a la determinación de la auténtica doctrina revelada.
Le dice Jesucristo a Pedro: «Yo he rogado por ti, para que tu fe no desfallezca. Y tú, confirma a tus hermanos».
El Papa es infalible cuando determina o declara ex cathedra la auténtica doctrina revelada. Pero fuera de esto —por ejemplo, si predice el tiempo— el Papa se puede equivocar como otro hombre cualquiera.
Es decir, que el Papa, en su vida ordinaria, aunque sea un hombre prudentísimo y de toda confianza, no es infalible. La infalibilidad está reservada a ciertas enseñanzas hechas con una solemnidad especial, de modo definitivo, que teológicamente se llama ex cathedra, en la que expresa su voluntad de obligar a toda la Iglesia a creer la verdad por él definida.
«Esto no significa que el Papa pueda sacarse los dogmas del bolsillo; sólo puede definir aquello que se encuentra en la Sagrada Escritura o en la Tradición».
Con todo, al Papa hay que obedecerle siempre; aun en las cosas que no es infalible: lo mismo que los hijos tienen que obedecer a sus padres, aunque no sean infalibles.
El Magisterio de la Iglesia hay que aceptarlo incluso en lo no infalible, con religiosa sumisión; más que por los argumentos en que se apoya, por la autoridad que Cristo dio a su Iglesia para señalar el camino que nos lleva al Reino de los Cielos.
«Esta religiosa sumisión de la voluntad y del entendimiento se debe al magisterio auténtico del Romano Pontífice, de tal manera que se reconozca con reverencia su Magisterio Supremo, aunque no hable ex cathedra; y con sinceridad se adhiera al parecer expresado por él según el deseo que haya manifestado él mismo, como puede descubrirse, ya sea por la índole del documento, ya sea por la insistencia con que se repite una misma doctrina, ya sea también por las fórmulas empleadas».
«Un teólogo podría discrepar y seguir investigando; pero no desacreditar públicamente a la Iglesia, sino manteniendo un silencio obsequioso».

Conoce y Aprende a Defender tu Fe

Mi Familia Católica - Video Comics - Parte 1

Video Conferencias de Marino Restrepo – Parte 1

Conferencia del Padre Carlos Santillan

Reclama Aqui Tu Regalo

Guia para rezar el Santo Rosario, audio para moviles

- María - (Audio)


El Sangriento Negocio del Aborto - Videos

 

OTRAS SECCIONES


 
 

[Inicio] [ Blog] [Mision] [El Rosario] [Documentos] [Asesorias] [ Política de Privacidad] [Contacto ]

Copyright © 2017 Maria Luz Divina
Impulsada por: TusProductosWeb.com