Thursday June 29,2017
Iniciar pagina principal Quienes somos y que hacemos Mision principal del sitio en internet Como rezar el santo rosario, oraciones, etc. Base de datos de documentos recopilados Servicio de asesoria via e-mail. Calendario de eventos en el bimestre Personas para establecer contacto
 

IMITACION DE CRISTO

Por Tomás de Kempis
Fuente:catholic.net

Imitando a Jesus
Libro 1
Avisos provechosos
para la vida espiritual

Libro: [ 1 ] [ 2 ] [ 3 ] [ 4 ]


» 0. Biografía de Tomás de Kempis


» 1. Imitación de Cristo y desprecio de Vanidades

» 2. Del bajo aprecio de sí mismo

» 3. De la doctrina de la verdad

» 4. De la prudencia en las acciones

» 5. De la lección de las santas escrituras

» 6. De los deseos desordenados

» 7. Que se ha de huir la vana esperanza y la soberbia

» 8. Que se ha de evitar la mucha familiaridad

» 9. De la obediencia y sujeción

» 10. Demasiadas palabras

» 11. Cómo se debe adquirir la paz y del celo de aprovechar

» 12. Del provecho de las adversidades

» 13. Cómo se ha de resistir a las tentaciones

» 14. Que se deben evitar los juicios temerarios

» 15. De las obras hechas por caridad

» 16. De sobrellevar los defectos ajenos

» 17. De la vida monástica

» 18. De los ejemplos de los santos padres

» 19. De los ejercicios del buen religioso

» 20. Del amor a la soledad y al silencio

» 21.De la compunción del corazón

» 22. Consideración de la miseria humana

» 23. De la meditación de la muerte

» 24. Del juicio y penas de los pecadores

» 25. De la fervorosa enmienda de toda nuestra vida


 

DE LOS DESEOS DESORDENADOS


Cuantas veces desea el hombre desordenadamente alguna cosa, luego pierde el sosiego.

El soberbio y el avariento nunca están quietos; el pobre y el humilde de espíritu viven en mucha paz.

El hombre que no es perfectamente mortificado en sí, presto es tentado y vencido de cosas pequeñas y viles.

El flaco de espíritu y que aún está inclinado a lo animal y sensible, con dificultad se puede abstraer totalmente de los deseos terrenos. Y cuando se abstiene recibe muchas veces tristeza, y se enoja presto si alguno le contradice.

Pero si alcanza lo que desea, siente luego pesadumbre por el remordimiento de la conciencia; porque siguió a su apetito, el cual nada aprovecha, para alcanzar la paz que busca.

En resistir, pues, a las pasiones se halla la verdadera paz del corazón, y no en seguirlas.

No hay, pues paz, en el corazón del hombre carnal, ni del que se entrega a lo exterior, sino en el que es fervoroso y espiritual.

 

   

[Inicio] [ Blog] [Mision] [El Rosario] [Documentos] [Asesorias] [ Política de Privacidad] [Contacto ]

Copyright © 2017 Maria Luz Divina
Impulsada por: TusProductosWeb.com