Tuesday September 26,2017
Iniciar pagina principal Quienes somos y que hacemos Mision principal del sitio en internet Como rezar el santo rosario, oraciones, etc. Base de datos de documentos recopilados Servicio de asesoria via e-mail. Calendario de eventos en el bimestre Personas para establecer contacto
 

Que son las Indulgencias

Autor: Félix Velasco Santandreu
Doctrina e historia de la práctica
de las Indulgencias
(Apologetica.org)


» Indulgencias
Introducción General


» Capítulo 1
¿Qué es una Indulgencia?


Capítulo 2
Un Poco de Historia

» Sed

» Jubileo

» Año Santo o Jubileo

» Bula de la Santa Cruzada

» Disputa sobre las Indulgencias

» El Camino de Santiago

» Decreto Sobre las Indulgencias del Concilio de Trento

Capítulo 3
Errores más frecuentes
sobre las indulgencias

»Error: Una persona puede comprar su salida del infierno mediante las Indulgencias

» Error: Una persona puede "comprar el perdón" con indulgencias

» Error: Si la Iglesia tiene los recursos y el poder para borrar todas las penas temporales de todas las personas,
¿por qué no lo hace?

» Error: Una persona puede comprar indulgencias

» Error: Una indulgencia acortará el tiempo en el purgatorio en un número fijo de días

» Error: Una persona puede comprar indulgencias para que se le perdonen pecados futuros

» Capítulo 4
Condiciones para ganar la Indulgencia


» Capítulo 5
Indulgencia plenaria


» Capítulo 6
Condiciones para la
Indulgencia plenaria


» Capítulo 7
Indulgencia parcial


» Capítulo 8
Condiciones generales
para la indulgencia parcial

 

 

Capítulo 2: Un poco de historia
- Decreto sobre las Indulgencias
del Concilio de Trento -


"Habiendo Jesucristo concedido a su Iglesia la potestad de conceder indulgencias, y usando la Iglesia de esta facultad que Dios le ha concedido, aun desde los tiempos más remotos; enseña y manda el sacrosanto Concilio que el uso de las indulgencias sumamente provechoso al pueblo cristiano y aprobado por la autoridad de los sagrados concilios, debe conservarse en la Iglesia, y fulmina anatema contra los que, o afirman ser inútiles, o niegan que la Iglesia tenga potestad de concederlas.

No obstante, desea que se proceda con moderación en la concesión de ellas, según la antigua y aprovechada costumbre de la Iglesia; para que por la suma facilidad de concederlas no decaiga la disciplina eclesiástica.

Y anhelando a que se enmienden, y corrijan los abusos que se han introducido en ellas, por cuyo motivo blasfeman los herejes de este glorioso nombre de indulgencias; establece en general por el presente decreto que, absolutamente se exterminen todos los lucros ilícitos que se sacan porque los fieles las consigan; pues se han originado de esto muchísimos abusos en el pueblo cristiano.

Y no pudiéndose prohibir fácil ni individualmente los demás abusos que se han originado de la superstición, ignorancia, irreverencia, o de otra cualquiera causa, por las muchas corruptelas de los lugares y provincias en que se cometen; manda a todos los Obispos que cada uno note todos estos abusos en su Iglesia, y los haga presentes en el primer concilio provincial, para que conocidos y calificados por los otros obispos, se delaten inmediatamente al Sumo Pontífice Romano, por cuya autoridad y prudencia se establecerá lo conveniente a la Iglesia universal: y de este modo se reparta a todos los fieles piadosa, santa e íntegramente el tesoro de las santas indulgencias".

No era ésta la primera vez que un concilio ecuménico discutía el tema de las indulgencias -la primera vez fue en 1415, cuando el Concilio de Constanza afirmó la práctica- pero en Trento la doctrina fue proclamada infaliblemente por primera vez.


   


[Inicio] [ Blog] [Mision] [El Rosario] [Documentos] [Asesorias] [ Política de Privacidad] [Contacto ]

Copyright © 2017 Maria Luz Divina
Impulsada por: TusProductosWeb.com