Wednesday December 13,2017
Iniciar pagina principal Quienes somos y que hacemos Mision principal del sitio en internet Como rezar el santo rosario, oraciones, etc. Base de datos de documentos recopilados Servicio de asesoria via e-mail. Calendario de eventos en el bimestre Personas para establecer contacto
 
El Arca de la Nueva Alianza

  
LA GRAN CRUZADA DE LA MISERICORDIA
Jesús se presenta como quiere que se le conozca y lo que espera de nosotros.

Testimonio de Catalina
  


»  Prólogo

»  Introducción


LOS MENSAJES:

1 »  Tiempo de Misericordia

2 »  Tú Eres Libre de Elegir

3 »  Identifícate Conmigo

4 »  Sé Misericordioso y Ama

5 »  La Contemplación: Vida del Alma

6 »  Reconoce Tu Pecado para Obtener Misericordia

7 »  La Medalla del Apostolado de la Nueva Alianza

8 »  Pido que se Consagren a los Sagrados Corazones

8a »  ORACION:
Consagración a los Sagrados Corazones

9 »  Conozco los Incentivos Más Profundos del Corazón Humano

10 »  Esposas, Madres, Salven a Sus Familias

11 »  Apóstoles de la Nueva Alianza: Amen

12 »  Nueva Evangelización

13 »  Les Doy Mi Amor

14 »  Búsquen Primero el Reino de Dios

15 »  Permanezcan Cerca de Mí

16 »  Transforma Tu Sufrimiento en Alegría

17 »  La Oración Estremece Mi Corazón

18 »  No se Desanimen en las Dificultades

19 »  Sean Pacientes y Humildes

20 »  Sean Obedientes

21 »  Todo es Posible para el que Cree

22 »  Conoce el Verdadero Amor

23 »  Amame sobre Todo

23a »  Oración: Amame sobre Todo

24 »  Unanse a Mi Corazón Eucarístico

25 »  El que Ha Recibido Mi Perdon, Olvide Su Pecado

26a »  Dios es Introducido en la Humanidad a Través de María Parte 1 de 4

26b »  Dios es Introducido en la Humanidad a Través de María Parte 2 de 4

26c »  Dios es Introducido en la Humanidad a Través de María Parte 3 de 4

26d »  Dios es Introducido en la Humanidad a Traves de María Parte 4 de 4

27a »  La Semilla Indestructible de Mi Palabra Parte 1 de 2

27b »  La Semilla Indestructible de Mi Palabra Parte 2 de 2

28 »  Escucha a Mi Iglesia y Obedécela

29 »  José, Patrono de la Buena Muerte

30 »  Jesús Jardinero

31 »  Renunciar al Mundo

32 »  Sé Mi Samaritano

33 »  Bienaventurados los Pobres de Espíritu

34 »  Venzan al Tentador

35 »  El Señor a Su Madre

36 »  Sé Auténtico

37 »  La Dignidad que Yo les Confiero

38 »  Las Espinas Son Parte de la Flor y el Fruto

39 »  Aprende a Hacer Mi Voluntad

40 »  El Nombre de Mi Madre

41 »  Mi Divino Querer

42 »  Abandonen la Infancia Espiritual

43 »  Tu Alma es una Pequeña Estrella

44 »  El Elegido Debe Actuar Conmigo

45 »  Trato al Alma con Extrema Destreza

46 »  El Arcángel San Gabriel

47 »  Quiero Estar Entre Ustedes, No en Altares Llenos de Polvo

48 »  La Noche de Belén

49 »  María Participa de Mi Divinidad

50 »  Ardan con el Fuego que Quiero Darles

51 »  Yo Soy la Resurrección y la Vida

52 »  Me Agrada Quien Persevera en la Oración

53 »  Ora por Quienes Te Dañan

54 »  Mi Escuela

55 »  He Puesto Mis Ojos en Ti

56 »  Mi Amor Divino se Abaja a Hablarles

57 »  Yo Soy el Pan de Vida

58 »  Yo Cultivo Su Terreno y lo Limpio de Malezas

59 »  Santa Locura el Recibir una Bofetada y Presentar la Otra Mejilla

60 »  El Mérito lo Doy Yo

61 »  La Eucaristía, Sacramento de Mi Amor

62 »  El Paraíso Es Vuestra Meta

63 »  Oren por las Almas del Purgatorio

64 »  Oren con Humildad

65 »  ¡Crean en Mí y Satanás Será Derrotado!

66 »  Quiero que Todos Me Reconozcan como Madre

67 »  Quiero Salvarte

68 »  La Cruz Prepara Su Salvación

69 »  El Grano de Trigo Debe Germinar

70 »  Mi Querer y Mi Pensamiento Son Mis Leyes

71 »  Acepta con Amor lo que Te Doy

72 »  Yo Hago de Imán en Tus Adversidades, Sígueme

73 »  Quien Me Sigue No se Equivoca, lo Preservaré del Engaño

74 »  Mi Madre: Coronada de Gloria

75 »  Yo Cultivo con Cuidado Amoroso Mi Jardín

76 »  Yo Acaricio Tu Alma

77 »  Vengan a Mi Corazón Deseoso de Ustedes

78 »  Soy Mendigo de Corazones

79 »  El Amor es Su Bien Presente y Futuro

80 »  El Getsemaní es un Océano de Caridad

81 »  El Amor de Dios lo Movió a Hacerse Criatura de Sus Criaturas

82 »  Angeles, Acudan y Defiendan a los que Me Aman

83 »  Yo Estoy Sobre Todos Tus Afanes

84 »  Yo Soy el Mar, Ustedes los Granos de Arena

85 »  Quien Me Sigue No Camina en Tinieblas

86 »  Elegidos, Aférrense a la Mano de Mi Madre

87 »  Yo Soy la Vid, Ustedes los Sarmientos

88 »  Quiero Vivir en el Hombre

89 »  Debo Hacer un Gran Fuego y Quiero Servirme de Ti

90 »  Jesús Hace Ricos a los Que Se Reconocen Pobres

91 »  Yo Soy el Buen Pastor

92 »  No Quedaré Insensible a Sus Reclamos

93 »  Soy Yo El Que Te Estrecha a Mí

94 »  Yo Soy el Perdón, Quiero Verlos Limpios

95 »  Judas Podía Salvarse Si Hubiese Creido en Mi Amor Misericordioso

96 »  El Desapego de las Cosas Habilita para Amar a Dios

97 »  Pocas Almas se Compadecen de Mi Agonía

98 »  La Humildad es un Acto Interior de Sumisión

99 »  Mi Corazón: Horno Ardiente de Amor

100 »  Han Nacido de Mí y a Mí Deben Retornar

101 »  Que el Amor Encienda la Llama en Ti

102 »  Quiero Poner en Ti Fuego de Caridad

103 »  El Santiguarse Es un Acto de Fe y de Amor

104 »  Permanezcan Commigo, Oraremos Juntos

105 »  Mi Iglesia Es Testigo de Mi Evangelio

106 »  Alivia Mis Sufrimientos

107 »  Mi Doctrina Es Santa, Mi Yugo Es Suave

108 »  Cuando Yo Haga de Ustedes la Violeta, el Lirio, la Rosa que Quiero

109 »  Miren con Afecto al Crucifijo

110 »  Dirígete Siempre con el Corazón y la Mente a Mí

111 »  Espero que Todos Vengan Junto a Mi Jesús

112 »  Lo que Es para los Hombres Estimable, Es Abominable ante Dios

113 »  Todos Tropezarán Conmigo

114 »  ¡Madre de Jesús: Dios Sea Bendito! ¡Jesús: María Sea Bendita!

115 »  Persigue Tenazmente la Belleza de Amar

116 »  Con la Oración se Adquiere el Espíritu de Penitencia

117 »  Vigilia de Pentecostés

118 »  Por Ustedes Accedí de Corazón a Hacerme Víctima

119 »  Permanezcan Lejos de Toda Ofensa Contra Mí

120 »  Desde la Hostia los Miro con Amor

121 »  No Teman ante las Dificultades

122 »  Conmigo Tendrán Todo lo que Yo Poseo

123 »  Aprecio la Humildad

124 »  En el Sufrimiento el Amor por Mí Crece, a Medida que Creen

125 »  Toda Muerte Lleva Consigo el Gérmen de Otra Vida

126 »  La Sangre de los Mártires Fue Semilla Fecunda

127 »  Los Ilumino Siempre, Aun Cuando No lo Advierten

128 »  Soy la Luz del Padre

129 »  Les Ofrezco el Refugio de Mi Corazón

130 »  El Camino Es la Renuncia a los Atractivos

131 »  Te Elegí y Ahora Eres Mío

132 »  Ser Pastor Significa una Sola Cosa: Dar la Vida

133 »  Entréguenme Su Absoluta Confianza

134 »  Soy Auxilio de Todos los Cristianos

135 »  El Unico Nombre que Merece Ser Invocado y Amado Es el de Jesús

136 »  Fiesta de la Santísima Trinidad

137 »  María Engendró No Solo al Hombre, Sino También a Su Dios

138 »  Vengan a Mí, Hay Consuelo para Todos

139 »  Te He Elegido Desde la Eternidad

140 »  Con la Eucaristía Háganse Faros de Luz de Mi Pueblo

141 »  Soy Alimento para Sus Almas, Soy Verdad para Sus Mentes

142 »  Mi Presencia en la Hostia Consagrada Es el Acto Más Grande de Misericordia

143 »  Ninguna Cruz Llevada con Amor Merecerá Desprecio

144 »  Muchas Cruces Son Hechura de Ustedes Mismos

145 »  Felíz el Alma que Quiera Completar Mi Pasión

146 »  Felíz el Alma que Quiera Completar Mi Pasión

147 »  Amar No Es Encerrarse en el Círculo de los Propios Sentimientos

148 »  Mi Lenguaje Cansa a los Egoístas

149 »  Son Pocos los Corazones Sinceros Conmigo

150 »  El Sufrimiento los Prepara al Gozo Eterno del Mañana

151 »  Oh, Si Supieran lo que Les Ha Preparado Su Señor! Parte 1

152 »  Derramo Torrentes de Luz y Amor Sobre Ustedes

153 »  Día del Sagrado Corazón de Jesús

154 »  Las Llamas del Amor Misericordioso

 

27a» La Semilla Indestructible de Mi Palabra
Parte 2 de 2

Autor: Catalina Rivas | Fuente: www.LoveAndMercy.org  

CM-27 26-Mar-97 Jesús

21) ¡Cuántas veces dejé a Mi Madre el cuidado de la casa para ayudarle a El que representaba a Mi Padre en la tierra! ¡Cuántos suspiros y cuánto afecto de parte del elegido José para con el Hijo de Su María!

22) Cuando se trató de enseñarme a trabajar, José no se decidía a darme las primeras instrucciones. Yo leía en Su ánimo todos los sentimientos de humildad que le impedían guiarme en el trabajo. Y como se sentía movido a enseñarme Su oficio, una vez descubrió a Mi Madre sus sentimientos de humildad. Ella se llenó de compasión por José y movida de espíritu profético le respondió: "No temas, José, este Niño
Nuestro debe trabajar Contigo porque Tú mismo aprenderás de El, mucho más de lo que Tú puedes enseñarle."

23) Así fue. Al principio, con timidez, José Me utilizaba en cosas pequeñas, luego Me puso a Su lado y Me hice Su apasionado colaborador. Pero mientras lijaba, cortaba, martillaba, trabajaba incansablemente Su alma, que en verdad respondía prontamente a Mis cuidados.

24) En cierta ocasión, José tardaba con un trabajo del cual dependía el poco de pan que necesitábamos. Esta vez, Yo no Me adelantaba a El, esperaba sus indicaciones… Finalmente, acabado el trabajo y José cansado por la tensión y la fatiga, Me preguntó: "Hijo, ¿ya no te agrada mi trabajo? Te noto cambiado." Le respondí: "Es justo que Yo Te ayude,
Padre, pero esta vez He querido hacerte experimentar lo que todos los hombres deberían experimentar: el sentirse solos después de haber recibido muchas ayudas de Mi parte. Y quisiera que todos cumplieran su trabajo, sus cosas, con la
paciencia que tú has ejercitado en esta ocasión y que nadie dejase las buenas empresas porque Yo no Me hago presente. Amado Padre —y aquí acaricié su frente sudorosa— Tú Me conoces lo suficiente y el privilegio tuyo de tenerme a Tu lado es garantía de Mi afecto por Ti. Me gusta ayudarte pero quiero ejercitarte mucho en el espíritu y por eso Me
mantenía un poco retirado."

25) Dos gruesas lágrimas regaron el hermoso rostro de José; Yo se las enjugué y le besé la frente. Se arrodilló a Mis pies y Me dijo: "Hijo, no merecía el honor que Me Has dado, ¿cómo mereceré estar junto a Ti en el Cielo? Tu Madre sí, es digna de eso. Yo, como ves, Soy deficiente y lento."

26) Después de aquella época viví más apartado porque Mi Padre Me llamaba a la soledad. A la edad de 16 años hice un rodeo por la baja Judea, acompañado de Mi Madre. Por mil razones José hubiera querido seguirnos, pero tuvo que plegarse al Querer Divino que lo mantenía firme en Nazaret por algunos trabajos Suyos.

27) Mi Madre, en cambio, era esperada por nuestros parientes. El viaje fue bastante largo. Por los caminos
y pueblos vi a algunos de los hombres de los que hablaban ustedes ahora. Pedro, Andrés, Santiago y también Juan. Ellos ni siquiera podían sospechar qué encuentros tenían, pero Yo los conocía y veía de antemano todo lo de ellos.

28) Pasamos por Jerusalén, fuimos al Templo y Mi madre se acordó del episodio de Mi perdida y sintió nuevamente la opresión del corazón que experimentó entonces, pero no Me dijo nada. Yo, apiadado por la gran prueba que tuvo, quise
consolarla y le dije: "Madre, ¿ves este Templo? ¿Conoces cuán grande es la veneración del pueblo a este lugar? Pues bien, no pasarán muchos años y todo será destruido aquí y para siempre. Debe ser quitado el oro del Sagrario porque aquí en Palestina y en todo el mundo se levantarán otros templos en los cuales será custodiado no el oro, sino Tu Hijo"… "Sí, Madre, Yo habitaré en los Templos que Mi Padre
hará construir y todos podrían acercarse a Mí, porque Yo Me haré alimento de todos y viviré en todos los que Me amen. Ahora es uno solo el que se acerca al Altar para ofrecer sacrificios a Mi Padre; después podrán acercarse todos, más aun, Yo mismo Me acercaré a todos y Me daré a todos los que
deseen".

29) "Y, ¿cómo será ésto, Hijo Mío?", preguntó en medio de Su asombro y alegría. Le contesté: "Madre, ¿no He nacido de Ti solamente por la virtud del Espíritu? ¿Y no somos, el Padre, Yo y el Espíritu, vida perenne y Omnipotencia ilimitada? Te digo que así será y quien se alimente de Mí, llegará a ser
también Tu hijo."

30) La admiración de Mi Madre se cambió entonces en ternura. Mi Palabra, iluminándola, la hacía partícipe de Mi íntimo pensamiento y Ella, embelesada, saltó de gozo: "Jesús, Hijo Mío, quiero ser la primera en adorar esta maravilla que me Has manifestado. Cada vez más veo Mi bajeza, cada vez
mejor Me haces conocer Tu bondad. Cuando estés presente, así como Me dices, en los tiempos que habrán de venir, haz que Yo siga estando cerca Tuyo. Tú lo puedes hacer y no Me negarás este gran favor. Pero dime, ¿cómo se hará patente Tu presencia en lugar de Nuestro Sagrario?

31) Un poco de pan se mostrará a los hombres, un poco de vino y, bajo estas apariencias, estaré Yo presente… Ahora no puedo decirte todo, pero llegará un día en que nada se te ocultará.

32) ¡Qué efecto, qué cambio, obraron Mis Palabras en el ánimo de Mi Madre! El resto del viaje Ella meditaba sobre lo que Yo le había revelado.

33) Esto He querido decirles para satisfacer el deseo de alguno que pretendía conocer cómo había revelado el misterio de la Eucaristía… Cuando lo dije a los Apóstoles fue algo nuevo y no bien comprendido entonces, pero Mi Madre calló siempre hasta después de Mi Resurrección.

34) Y ahora que estoy ustedes, ¿por qué Me tienen tan olvidado? ¿Creen acaso que el don que les He hecho de Mí en la Eucaristía no Me costó mientras estaba en la tierra? ¡Oh, sí Me Ha costado! Para hacerles este don He tenido que luchar por la presencia de Mi Humanidad. Yo sé que no lo
entienden, pero les explicaré ahora.

35) Mi Humanidad por sí Ha sido y es radiante, superior a la naturaleza angélica. Pero debiendo redimir, tenía que absorber todos los pecados. Podía redimir en un instante, pero no lo hice. Quise, en cambio, ser Hombre también en ésto. Así que, gradualmente pasé a adquirir una fuerza tal que, por sí sola, ha trastornado todo el mal y lo ha vencido. Sólo entonces podía Yo, como Hombre, transubstanciar Mi Cuerpo, es decir Mi Humanidad, bajo las apariencias del pan y del vino.

36) ¿Comprenden lo que Me Ha costado permanecer con ustedes? ¿Creen en Mi amor? Lo que Yo podía hacer en un segundo, sin mayor sufrimiento, He querido que se hiciese en más de tres décadas. Para poder entregarme a ustedes enteramente, como Dios y como Hombre, no fue dudado en sacrificarme por
mucho tiempo. Pero ahora Soy feliz por ustedes, porque Soy todo suyo y Mi felicidad no puede quedar en Mí solamente; quiero que se derrame en ustedes, a quienes espero en los Tabernáculos, como un Dios que sabe esperar a sus Criaturas. ¡Cuántas veces, en Mis soliloquios, Mi mente se ocupaba en
ustedes mientras estaba en la tierra, esperando manifestarme al pueblo!

37) Me había hecho hombre por medio de María, pero debía llevar a cabo otra gran unión, la de Mi Sacramento; una unión que debía ser el fermento de la vida mística que quiero vivir en ustedes. Por eso palpitaba, suspiraba por la hora de poder unirme a ustedes. Y si bien veía todas las indignidades que se cometerían contra el Sacramento del amor, sin embargo prevalecía en Mí la alegría de la donación, a la tristeza de sus miserias, con las cuales no pocas veces se ofende la Santidad de Mi Sacramento.

38) Sí, He soñado mucho tiempo, como Hombre, en tener la correspondencia del amor; los He visto a todos, unidos en Mí, triunfar Conmigo en le Cielo y He alabado al Padre por ello anticipadamente, por ustedes y por Mí.

39) Por eso, no saben la alegría que Me dan cuando reciben la Comunión. Piensen en estas cosas, piensen en Mí; les garantizo que se volverán felices, que podrán adquirir las propiedades de Mi Cuerpo y de Mi alma. Les garantizo que, comulgando para contentarme, quedarán divinizados.

40) Cuando tenía veinte años, dije un día al Padre: Oh, Padre divino, Mi alegría es plena considerando el don que haré de Mí. Tú que gozas Conmigo, perdona Conmigo a los que Me ofenden en el Sacramento del Amor. Como Yo Te agrado, así
también Te agradarán todos los que, recibiéndome por amor, se harán semejantes a Mí. Yo reviviré en ellos y en ellos depositaré la sabiduría, la belleza y el amor que tengo, de modo que Tú con el Espíritu pueden complacerse y considerarlos como a Mí. Yo reviviré en ellos, oh, Padre, oh Vida y Amor Mío; Espíritu Santo, incendia a Mis amados y condúcelos acá, a Mi Corazón.

41) Todas las veces que María preparaba la comida común, Yo no dejaba de una u otra manera de demostrarle Mi gratitud por la obra amorosa que hacía. A veces la ayudaba a arreglar la vajilla y, si el trabajo lo permitía, sabía preparar también Yo una sopa. Naturalmente, Mi Madre habría querido hacer todo Ella, pero Yo Me demostraba tan afectuoso que
María muchas veces dejaba de hacer. Yo la ayudaba a hacer las compras y si se trataba de buscar pescado, Mi Madre Me mandaba a conseguirlo. Pequeñas cosas familiares en las cuales demostraba el afecto recíproco y que Nos dejaban el alma una hermosa sensación.

42) Entre otras cosas, veía que Mi Madre, al dividir la comida, ponía mucha atención en no darme nunca en el mismo plato que usaba Yo antes. De manera que, llena de Fe y de amor como era, tomaba para Sí o bien ponía a José el plato que antes había sido Mío el día anterior —teníamos una sola comida diaria— ¿Pequeñas cosas? Sí, cosas pequeñas pero llenas de amor.

43) Muchas otras cosas y anécdotas alegraban Nuestra pequeña familia: cosas domésticas que quedaban entre Nosotros.

44) Pero afuera, el mundo miraba con curiosidad y muchas veces habría querido meterse en Nuestra casita para darse cuenta de tanta armonía, de tanta paz. ¡Cuánta gente vive llena de insaciable curiosidad! Reconozco que los tres,
involuntariamente, provocábamos curiosidad de los demás, pero Nuestro vivir era siempre conforme a Nuestra condición y, en todo caso, siempre modesto.

45) Vamos a hacer un paréntesis, ya no falta mucho, ahora recibe a uno de Mis hijos más queridos y dile cuánto lo amo. (Haciendo referencia a mi director espiritual que acababa de llegar.)

   


[Inicio] [ Blog] [Mision] [El Rosario] [Documentos] [Asesorias] [ Política de Privacidad] [Contacto ]

Copyright © 2017 Maria Luz Divina
Impulsada por: TusProductosWeb.com