Tuesday October 17,2017
Iniciar pagina principal Quienes somos y que hacemos Mision principal del sitio en internet Como rezar el santo rosario, oraciones, etc. Base de datos de documentos recopilados Servicio de asesoria via e-mail. Calendario de eventos en el bimestre Personas para establecer contacto
 
El Arca de la Nueva Alianza

  
LA GRAN CRUZADA DE LA MISERICORDIA
Jesús se presenta como quiere que se le conozca y lo que espera de nosotros.

Testimonio de Catalina
  


»  Prólogo

»  Introducción


LOS MENSAJES:

1 »  Tiempo de Misericordia

2 »  Tú Eres Libre de Elegir

3 »  Identifícate Conmigo

4 »  Sé Misericordioso y Ama

5 »  La Contemplación: Vida del Alma

6 »  Reconoce Tu Pecado para Obtener Misericordia

7 »  La Medalla del Apostolado de la Nueva Alianza

8 »  Pido que se Consagren a los Sagrados Corazones

8a »  ORACION:
Consagración a los Sagrados Corazones

9 »  Conozco los Incentivos Más Profundos del Corazón Humano

10 »  Esposas, Madres, Salven a Sus Familias

11 »  Apóstoles de la Nueva Alianza: Amen

12 »  Nueva Evangelización

13 »  Les Doy Mi Amor

14 »  Búsquen Primero el Reino de Dios

15 »  Permanezcan Cerca de Mí

16 »  Transforma Tu Sufrimiento en Alegría

17 »  La Oración Estremece Mi Corazón

18 »  No se Desanimen en las Dificultades

19 »  Sean Pacientes y Humildes

20 »  Sean Obedientes

21 »  Todo es Posible para el que Cree

22 »  Conoce el Verdadero Amor

23 »  Amame sobre Todo

23a »  Oración: Amame sobre Todo

24 »  Unanse a Mi Corazón Eucarístico

25 »  El que Ha Recibido Mi Perdon, Olvide Su Pecado

26a »  Dios es Introducido en la Humanidad a Través de María Parte 1 de 4

26b »  Dios es Introducido en la Humanidad a Través de María Parte 2 de 4

26c »  Dios es Introducido en la Humanidad a Través de María Parte 3 de 4

26d »  Dios es Introducido en la Humanidad a Traves de María Parte 4 de 4

27a »  La Semilla Indestructible de Mi Palabra Parte 1 de 2

27b »  La Semilla Indestructible de Mi Palabra Parte 2 de 2

28 »  Escucha a Mi Iglesia y Obedécela

29 »  José, Patrono de la Buena Muerte

30 »  Jesús Jardinero

31 »  Renunciar al Mundo

32 »  Sé Mi Samaritano

33 »  Bienaventurados los Pobres de Espíritu

34 »  Venzan al Tentador

35 »  El Señor a Su Madre

36 »  Sé Auténtico

37 »  La Dignidad que Yo les Confiero

38 »  Las Espinas Son Parte de la Flor y el Fruto

39 »  Aprende a Hacer Mi Voluntad

40 »  El Nombre de Mi Madre

41 »  Mi Divino Querer

42 »  Abandonen la Infancia Espiritual

43 »  Tu Alma es una Pequeña Estrella

44 »  El Elegido Debe Actuar Conmigo

45 »  Trato al Alma con Extrema Destreza

46 »  El Arcángel San Gabriel

47 »  Quiero Estar Entre Ustedes, No en Altares Llenos de Polvo

48 »  La Noche de Belén

49 »  María Participa de Mi Divinidad

50 »  Ardan con el Fuego que Quiero Darles

51 »  Yo Soy la Resurrección y la Vida

52 »  Me Agrada Quien Persevera en la Oración

53 »  Ora por Quienes Te Dañan

54 »  Mi Escuela

55 »  He Puesto Mis Ojos en Ti

56 »  Mi Amor Divino se Abaja a Hablarles

57 »  Yo Soy el Pan de Vida

58 »  Yo Cultivo Su Terreno y lo Limpio de Malezas

59 »  Santa Locura el Recibir una Bofetada y Presentar la Otra Mejilla

60 »  El Mérito lo Doy Yo

61 »  La Eucaristía, Sacramento de Mi Amor

62 »  El Paraíso Es Vuestra Meta

63 »  Oren por las Almas del Purgatorio

64 »  Oren con Humildad

65 »  ¡Crean en Mí y Satanás Será Derrotado!

66 »  Quiero que Todos Me Reconozcan como Madre

67 »  Quiero Salvarte

68 »  La Cruz Prepara Su Salvación

69 »  El Grano de Trigo Debe Germinar

70 »  Mi Querer y Mi Pensamiento Son Mis Leyes

71 »  Acepta con Amor lo que Te Doy

72 »  Yo Hago de Imán en Tus Adversidades, Sígueme

73 »  Quien Me Sigue No se Equivoca, lo Preservaré del Engaño

74 »  Mi Madre: Coronada de Gloria

75 »  Yo Cultivo con Cuidado Amoroso Mi Jardín

76 »  Yo Acaricio Tu Alma

77 »  Vengan a Mi Corazón Deseoso de Ustedes

78 »  Soy Mendigo de Corazones

79 »  El Amor es Su Bien Presente y Futuro

80 »  El Getsemaní es un Océano de Caridad

81 »  El Amor de Dios lo Movió a Hacerse Criatura de Sus Criaturas

82 »  Angeles, Acudan y Defiendan a los que Me Aman

83 »  Yo Estoy Sobre Todos Tus Afanes

84 »  Yo Soy el Mar, Ustedes los Granos de Arena

85 »  Quien Me Sigue No Camina en Tinieblas

86 »  Elegidos, Aférrense a la Mano de Mi Madre

87 »  Yo Soy la Vid, Ustedes los Sarmientos

88 »  Quiero Vivir en el Hombre

89 »  Debo Hacer un Gran Fuego y Quiero Servirme de Ti

90 »  Jesús Hace Ricos a los Que Se Reconocen Pobres

91 »  Yo Soy el Buen Pastor

92 »  No Quedaré Insensible a Sus Reclamos

93 »  Soy Yo El Que Te Estrecha a Mí

94 »  Yo Soy el Perdón, Quiero Verlos Limpios

95 »  Judas Podía Salvarse Si Hubiese Creido en Mi Amor Misericordioso

96 »  El Desapego de las Cosas Habilita para Amar a Dios

97 »  Pocas Almas se Compadecen de Mi Agonía

98 »  La Humildad es un Acto Interior de Sumisión

99 »  Mi Corazón: Horno Ardiente de Amor

100 »  Han Nacido de Mí y a Mí Deben Retornar

101 »  Que el Amor Encienda la Llama en Ti

102 »  Quiero Poner en Ti Fuego de Caridad

103 »  El Santiguarse Es un Acto de Fe y de Amor

104 »  Permanezcan Commigo, Oraremos Juntos

105 »  Mi Iglesia Es Testigo de Mi Evangelio

106 »  Alivia Mis Sufrimientos

107 »  Mi Doctrina Es Santa, Mi Yugo Es Suave

108 »  Cuando Yo Haga de Ustedes la Violeta, el Lirio, la Rosa que Quiero

109 »  Miren con Afecto al Crucifijo

110 »  Dirígete Siempre con el Corazón y la Mente a Mí

111 »  Espero que Todos Vengan Junto a Mi Jesús

112 »  Lo que Es para los Hombres Estimable, Es Abominable ante Dios

113 »  Todos Tropezarán Conmigo

114 »  ¡Madre de Jesús: Dios Sea Bendito! ¡Jesús: María Sea Bendita!

115 »  Persigue Tenazmente la Belleza de Amar

116 »  Con la Oración se Adquiere el Espíritu de Penitencia

117 »  Vigilia de Pentecostés

118 »  Por Ustedes Accedí de Corazón a Hacerme Víctima

119 »  Permanezcan Lejos de Toda Ofensa Contra Mí

120 »  Desde la Hostia los Miro con Amor

121 »  No Teman ante las Dificultades

122 »  Conmigo Tendrán Todo lo que Yo Poseo

123 »  Aprecio la Humildad

124 »  En el Sufrimiento el Amor por Mí Crece, a Medida que Creen

125 »  Toda Muerte Lleva Consigo el Gérmen de Otra Vida

126 »  La Sangre de los Mártires Fue Semilla Fecunda

127 »  Los Ilumino Siempre, Aun Cuando No lo Advierten

128 »  Soy la Luz del Padre

129 »  Les Ofrezco el Refugio de Mi Corazón

130 »  El Camino Es la Renuncia a los Atractivos

131 »  Te Elegí y Ahora Eres Mío

132 »  Ser Pastor Significa una Sola Cosa: Dar la Vida

133 »  Entréguenme Su Absoluta Confianza

134 »  Soy Auxilio de Todos los Cristianos

135 »  El Unico Nombre que Merece Ser Invocado y Amado Es el de Jesús

136 »  Fiesta de la Santísima Trinidad

137 »  María Engendró No Solo al Hombre, Sino También a Su Dios

138 »  Vengan a Mí, Hay Consuelo para Todos

139 »  Te He Elegido Desde la Eternidad

140 »  Con la Eucaristía Háganse Faros de Luz de Mi Pueblo

141 »  Soy Alimento para Sus Almas, Soy Verdad para Sus Mentes

142 »  Mi Presencia en la Hostia Consagrada Es el Acto Más Grande de Misericordia

143 »  Ninguna Cruz Llevada con Amor Merecerá Desprecio

144 »  Muchas Cruces Son Hechura de Ustedes Mismos

145 »  Felíz el Alma que Quiera Completar Mi Pasión

146 »  Felíz el Alma que Quiera Completar Mi Pasión

147 »  Amar No Es Encerrarse en el Círculo de los Propios Sentimientos

148 »  Mi Lenguaje Cansa a los Egoístas

149 »  Son Pocos los Corazones Sinceros Conmigo

150 »  El Sufrimiento los Prepara al Gozo Eterno del Mañana

151 »  Oh, Si Supieran lo que Les Ha Preparado Su Señor! Parte 1

152 »  Derramo Torrentes de Luz y Amor Sobre Ustedes

153 »  Día del Sagrado Corazón de Jesús

154 »  Las Llamas del Amor Misericordioso

 

115» Persigue Tenazmente la Belleza de Amar

Autor: Catalina Rivas | Fuente: www.LoveAndMercy.org  

CM-115 14-May-97 Jesús

1) Mi pequeña nada, escribe: Las almas elegidas son guardianes y como tales vigilan todo el campamento que está constituido por el ejército de los espíritus humanos reunidos en torno a Mi Iglesia. Tienen necesidad de armas los vigilantes para poner en fuga al enemigo, si se presenta. Y las almas son las que Yo mismo les doy.

2) El que Me sigue combate siempre y alterna grandes fatigas con breves descansos, al menos así quisiera Yo que fuese, salvo que algunos Me obliguen a dilatar el descanso porque no están como para luchar duramente.

3) No trato a todos de este modo, pero, ¡qué honor ser tratados como fuertes guerreros a quienes muchas veces se les pide la gloria de las armas!

4) ¿Has entendido bien, Mi amada? Con ese corazón tan lleno de guerra en este día, tengo que ponerte ejemplos de armas. Ahora, dime lo que tú quieres: Yo te escucharé…

5) (Le digo que lo amo con toda mi alma, con todo mi ser.)

6) Pero, ¿cómo? ¿Me dices sólo que Me amas? Y todas las otras demandas, lo demás, ¿por qué no lo dices? Yo lo sé, Me amas y por eso callas, porque expresándote así Conmigo, dices todo y sabes que Yo te comprendo. Pero si Me amas, es porque Yo te amo, por eso puedes confiar, no temer más.

7) Recuerda, ten en la mente esta manifestación tuya tan espontánea con la cual aseveras que Me amas, sin decir otra palabra.

8) Escucha, justamente tu silencio sobre todas las cosas que habrías podido pedirme, es lo que habla fuertemente a Mi Corazón. Por eso te escucho y mucho. Háblame siempre así: te digo que Me agradará.

9) El silencio es cruz, por eso es precioso. El silencio es contradicción, por lo tanto es muy útil a todos. Pero siendo difícil, no es tan importante como el silencio del alma delante de Mí porque quien calla de muchas cosas que en el fondo le urgen, se contradice tremendamente.

10) Es la ruta maestra que debes recorrer, la vía que es seguro presagio de cosas magníficas y la que te enseño. No, no te enseño a divagar, lo sabes; te enseño a perseguir tenazmente la belleza de amar.

11) Yo te hablo, pero no solamente te doy palabras, lo ves, ya que te participo la luz inmensa que te aligera enormemente; te doy a tu Padre Espiritual para que te aconseje, que te tranquilice, que te reproche cuando haga falta.

12) Mi amada, a quien amo tanto antes de tu nacimiento y a quien He amado tanto durante Mi vida terrena, oh, Mi amada que recibes del Cielo preciosos testimonios de cuánto te amo… Estás reservada a Mí y Soy feliz de tenerte Mía.

13) ¿Quién eres tú que das felicidad a tu Dios? Nada y aunque te pese no eres nada. ¿Quién eres tú que de lo bajo de tus miserias clamas a tu amor: "Yo te amo"…? Eres nada y aunque te pese no eres nada. Serías nada y peor que nada por tu voluntad, pero delante Mío no eres nada. Entonces, ¿quiero Yo hacerte ensoberbecer? Envanécete, si puedes, en este momento en el que Yo te presento las muchas culpas
pasadas. ¿Qué sería de tu futuro?

14) Te lo confirmo, Mi niña: tú Me amas, he aquí porque no eres nada. Y si te saqué de la nada fue porque quería que probaras Mi grandeza… Arrójate en Mí sin consideración: encontrarás el todo, serás todo.

15) Te lo dice el Amor, te lo pide tu Amor, te lo pide Aquel que has aferrado con tus mismas armas.

16) Ciega Mía, ¿qué miras en el fondo de ti misma? ¿Qué buscas si nada hay que pueda decirse tuyo? Mira, observa y siempre verás la nada y es mucho si no sientes espanto.

17) Así es como Yo te instruyo y, ciertamente, la escuela no es agradable. Pero es muy necesaria, porque verás que no puedes encontrar ninguna fuerza, ninguna luz, ningún elemento, en cuanto que no tienes de ti misma. La escuela de la nada se hace, no en el papel, sino en las más variadas
contingencias, entre dificultades increíbles. Así se aprende la lección, el hablar no ayudaría, sería sembrar al viento.

18) Por lo tanto, si alguien cree que Yo hago sólo de imán, se equivoca porque es demasiado necesario que Yo no ejercite siempre Mis atractivos. Por Mi Esencia, Yo atraigo continuamente a todos, de manera que cuando hago que no se sienta Mi atracción, libero al alma de muchas oscuridades que le impiden el propio conocimiento… Así, después
atraeré más que antes, después Me haré sentir más que antes; pero entre tanto, el alma acostumbrada a Mis mimos, gime y se retuerce mientras no entiende que es muy necesario experimentar el estado de contradicción, de silencio Mío, de aridez suya, que para ti han sido unas horas. ¿No te tengo
malacostumbrada?

19) Me alegraré si tú Me sigues en este trabajo y te invito a reflexionar mucho, a seguir Mis corrientes luminosas, las mismas que no parecerán siquiera eso, pero te esclarecerán igualmente el entendimiento.

20) Ciega Mía, ¿qué miras si nada ves sin Mí? ¿Qué buscas si nada puedes, nada tienes que pueda llamarse tuyo? Caminas vendada, ¡sin embargo hay quien te guía!…

21) Entiéndelo, son signos de vanagloria, eufemismos de la humildad, los actos que parten de un corazón en el cual no están bien corregidos los afectos para consigo mismo. Hay que tener en cuenta estos signos que testifican una perfección mal entendida, mientras dan la ilusión de ser justas ciertas acciones, debidas a la exactitud de la cosa en sí o al interés particular. Pero Yo no dije que Mi
discípula deba pedir justificaciones o justicia, sino:
Bienaventurados los que sufren a causa de Mi Justicia, es decir por el motivo de ser buenos y de hacer Mi Querer.

22) Bienaventurados en verdad, los que lloran así, porque no sólo un día reirán, sino porque conquistarán un reconocimiento muy superior a la justicia del hombre. Por eso digo nuevamente, Bienaventurados los humildes porque el Cielo es su heredad y la tierra, con todas sus vicisitudes, es sólo el combate donde ejercen bellísimas virtudes.

23) Bienaventurados en verdad y siempre Bienaventurados los humildes, porque no están inficionados por la soberbia que ciega y entristece. Bienaventurados los humildes, siempre Bienaventurados, porque constituyen en el Cielo tesoros
inmensos y dejan a la tierra polvorientas briznas de la estulticia del hombre; digo de la soberbia.

24) Mi dulce Niña, feliz tú si te esfuerzas por imitarme, subiendo por ciertos peldaños que dan la sensación de descenso. Feliz tú, alma redimida, si Me sigues al monte de las Bienaventuranzas, no con simple contemplación de Mi Sabiduría divina, sino con la diaria aceptación de las necesarias contradicciones para hacer Mi Palabra operante, en ti… Te digo que serás feliz no sólo en el Cielo sino en la tierra, porque Yo mismo te daré testimonio interior y
también exteriormente.

25) ¿Queda algo por decir? Sí y necesito decírtelo ahora. La instigación funesta del maligno ha alcanzado un límite bastante molesta respecto a ti… Es grande el empeño con el cual el infierno te persigue y dondequiera que sea te tiende lazos e insidiosas redes… Este Mi testimonio sirva para
asegurarte que eres Mía y que todo lo que es Mío sufre el asalto de Satanás cuando Yo le permito, se entiende.

26) Entonces, valerosamente dirige tus esfuerzos hacia Mí. Dirige tus pasos a librarte de la molestia de luchar sin un fin claro, porque te repito, el infierno mimetizado, disfrazado se estrecha en torno a ti para hacerte capitular. Sus razones son de lo más insidiosas y tales, que dejan asombrados a quienes se esfuerzan por complacerme.

27) Para que no surjan otros equívocos, Yo, tu Bien, te aseguro que esta lucha Me agrada y durará hasta que el mismo demonio quede afrentado.

28) Vive de amor, por amor vence, por amor combate, Yo Estoy contigo para hacerte cantar victoria completa. La obra mortal, destructora del enemigo dará resultados opuestos a los deseados por él. Te lo dice el vencedor del infierno y cuando Yo dé una señal se verá si Mi poder sabe confundir al
portador de discordias. Se verá y todos verán… Unida a Mí, venceremos juntos, hija Mía.

29) ¡Ve ante Mi Madre; luego del Rosario vuelve!

   


[Inicio] [ Blog] [Mision] [El Rosario] [Documentos] [Asesorias] [ Política de Privacidad] [Contacto ]

Copyright © 2017 Maria Luz Divina
Impulsada por: TusProductosWeb.com