Tuesday May 23,2017
Iniciar pagina principal Quienes somos y que hacemos Mision principal del sitio en internet Como rezar el santo rosario, oraciones, etc. Base de datos de documentos recopilados Servicio de asesoria via e-mail. Calendario de eventos en el bimestre Personas para establecer contacto
 

ANGELES EN ACCIÓN

»  Introducción


1»  Ángeles falsificados

2»  Ángeles caídos

3»  Ángeles de Dios

4»  Los coros de los ángeles


5» Historias Bíblicas:

5.1»  El ángel del desierto

5.2»  El ángel de nuestros sueños

5.3»  El ángel de la bendición

5.4»  El ángel de la oración

5.5»  El ángel de la curación

5.6»  El ángel del fuego

5.7»  El ángel proveedor

5.8»  El ángel protector

5.9»  El ángel poderoso

5.10»  El ángel del nacimiento

5.11»  El ángel de la alegría

5.12»  Los ángeles servidores

5.13»  El ángel del consuelo

5.14»  El ángel liberador

5.15»  El ángel que nos lleva al cielo

5.16»  El ángel de la predicación


6»  Misión de los ángeles

7»  Flores para los ángeles

8»  Ángeles puros

9»  Ángeles de paz

10»  Ángeles poderosos

11» Millones de ángeles

12»  Los ángeles y la misa

13»  Comulgar con los ángeles

14»  Cantar con los Ángeles


15» Los santos y los ángeles:

15.1»  San Basilio, Cirilo, Roberto

15.2»  San Francisco

15.3»  San Felipe, Santa Angela, Francisca y San Francisco Regis

15.4»  Santa Rosa de Lima

15.5»  Verable Sor María de Jesús de Ágreda

15.6»  Santa Margarita María de Alacoque

15.7»  El Beato Bernardo Hoyos y San Antonio María de Claret

15.8»  Beata Ana Catalina Emmerick

15.9»  Beata Mariam

15.10»  San Juan Bosco

15.11»  Santa Teresita del Niño Jesús

15.12»  María Lataste

15.13»  Beata Aniela Salawa

15.14»  Sierva de Dios Maria de la Pasión Tarallo

15.15»  Venerable Sor Ángeles Sorazu

15.16»  Beata Anna Schäffer

15.17»  Padre Jean Edouard Lamy

15.18»  Gabriela Bossis

15.19»  San Pio de Pietrelcina

15.20»  Venerable Sor Mónica de Jesús

15.21»  Beato Juan XXIII

15.22»  San José María Escribá de Balaguer


16» Historias de Ángeles:

16.1»  El ángel estudiante

16.2»  El ángel mecánico

16.3»  El ángel bombero

16.4»  El ángel mendigo

16.5»  El ángel misionero

16.6»  El ángel suplente

16.7»  El ángel chofer

16.8»  El ángel músico

16.9»  El ángel médico

16.10»  El ángel que ora

16.11»  El ángel libertador

16.12»  El ángel guardaespaldas

16.13»  Los ángeles acólitos

16.14»  Ángeles en acción


17»  Más experiencias de ángeles:

17.1»  La Madre Angelica

17.2»  Nuestro Amigo inseparable

17.3»  Ramo de rosas con su Angel

17.4»  Padre Giovanni Salerno

17.5»  Desde pequeña he vivido con mi Angel

17.6»  He experimantado un Milagro

17.7»  Un caso de un Sacerdote italiano

17.8»  Padre Joaquín Hernando Calvo

17.9»  Papa Juan Pablo II


18»  Mi vida con los ángeles

19»  Pacto de amor

20»  Oración a mi ángel

21»  Oración antes de la misa


22»  Oraciones al Ángel:

22.1»  Ángel de mi Guarda

22.2»  Al Ángel de mi Guarda


23»  Conclusión

24»  Bibliografía


»  Video: Hay ángeles volando en este lugar

 

15.3» Los santos y los Ángeles
San Felipe Benicio, Santa Angela de Foligno, Francisca Romana y San Francisco de Regis

Autor: P. Angel Peña O.A.R  

En la vida de SAN FELIPE BENICIO (1233-1285), Prior general de la Orden de los servitas de María, se cuenta que el día 2 de junio de 1259, cuando estaba celebrando su primera misa, todos los presentes, al momento de la elevación, oyeron un canto tan hermoso y sublime que quedaron como fuera de sí de emoción, pues parecía que un coro invisible de ángeles entonaba el Santo, Santo, Santo…

De esta manera, el cielo ratificaba la decisión que habían tomado los superiores de ordenarlo sacerdote, a pesar de las reticencias de algunos por parecer demasiado insignificante, humanamente hablando, para ser sacerdote.

SANTA ÁNGELA DE FOLIGNO (1248-1300) tenía mucho amor a su ángel de la guarda.

Ella escribió: El día de la fiesta de los santos ángeles yo estaba enferma y quería comulgar y no había quien me pudiera traer la comunión a mi casa.

De pronto, yo entendí la alabanza que los ángeles dan a Dios y la asistencia que prestan a los hombres. Y se me presentó una multitud de ángeles, que me condujeron en espíritu al altar de una iglesia y me dijeron:

“Éste es el altar de los ángeles”. Sobre el altar pude apreciar la alabanza que ellos daban a Jesús sacramentado. Y me dijeron: “Prepárate a recibirlo. Tú eres su esposa.

Jesús quiere ahora contraer contigo una unión nueva y más profunda”. No puedo expresar la alegría que sentí en ese momento20.

SANTA FRANCISCA ROMANA (1384-1440) veía continuamente a su ángel. Lo veía a su derecha. Si alguien hacía algo malo en su presencia, Francisca lo veía taparse la cara con las manos.

Despedía una luz tan grande que no lo podía mirar fijamente. A veces, disminuía su resplandor para que pudiera verlo y Francisca lo miraba con ternura e, incluso, se atrevía a posar su mano sobre la cabeza de su celestial compañero.

SAN FRANCISCO DE REGIS (1597-1640) tenía mucha devoción a los ángeles y, especialmente, a su ángel custodio, al que le encomendaba todas sus buenas obras para que las presentara ante Dios.

No pasaba nunca junto a una iglesia sin invocar al ángel guardián de la iglesia o de la parroquia y a los ángeles de sus habitantes.

Igualmente, cuando pasaba junto a un cementerio, se encomendaba a los ángeles de todos los difuntos enterrados allí y oraba por ellos, enviándoles su bendición sacerdotal.

Un día, pasaba por una calle, cuando una mano invisible lo detuvo y no podía caminar.

En ese momento, desde la ventana de una casa vecina le pidieron a gritos que subiera, pues había una persona moribunda.

Él subió a la casa y escuchó en confesión al moribundo y le dio los últimos sacramentos. Él nunca dudó que había sido su ángel quien le había detenido para que pudiera atender a aquel enfermo a bien morir.


20 Puede leerse esto en el libro Le livre des visions et instructions de la bienheureuse Angèle de Foligno, traducción francesa de Ernest Hello, Paris, 1914.

 

   


[Inicio] [ Blog] [Mision] [El Rosario] [Documentos] [Asesorias] [ Política de Privacidad] [Contacto ]

Copyright © 2017 Maria Luz Divina
Impulsada por: TusProductosWeb.com