Thursday March 23,2017
Iniciar pagina principal Quienes somos y que hacemos Mision principal del sitio en internet Como rezar el santo rosario, oraciones, etc. Base de datos de documentos recopilados Servicio de asesoria via e-mail. Calendario de eventos en el bimestre Personas para establecer contacto
 

ANGELES DE AQUI Y DE ALLA


»  Oración al Santo Angel de la Guarda

»  Introducción


1»  Los ángeles

2»  La devoción a los Angeles

3»  Experiencias de Angeles

»  Parte 1

»  Parte 2

»  Parte 3


4» Más experiencias

a»  San Juan Bosco

b»  Padre Lamy

c»  Jose María Escrivá


5» Testimonios recientes

»  Parte 1

»  Parte 2

»  Parte 3

»  Parte 4

»  Parte 5

»  Parte 6


6»  Ángeles del más allá

»  Niños - Parte 1

»  Niños - Parte 2

»  Niños - Parte 3

»  Niños - Parte 4

»  Niños - Parte 5

»  Adultos - Parte 1

»  Adultos - Parte 2

»  Adultos - Parte 3


7»  Ángeles en el purgatorio

8»  Ángeles del cielo

»  Parte 1

»  Parte 2

9»  Recomendaciones prácticas

»  Parte 1

»  Parte 2

»  Parte 3


10» Oraciones

a»  Oración

b»  Oración

c»  Oración

d»  Oración

e»  Oración

f»  Oración

g»  Oración

h»  Oración


11»  Consagracion a todos los angeles

12»  Conclusión

13»  Bibliografía

 

6» Angeles del más allá
Niños - Parte 1

Autor: P. Angel Peña O.A.R  

Veamos algunas experiencias de niños y adultos que han sido dados clínicamente por muertos y, en el umbral de la muerte, han tenido experiencias del más allá.

Un niño de dos años, como resultado de un medicamento que le inyectó el médico, tuvo una reacción alérgica de tal violencia que el médico llegó a declarar que estaba muerto. Después de un tiempo, reaccionó y con palabras que podían haber sido de un hombre anciano, dijo:

“Mamá, yo estaba muerto. Estaba con Jesús y María. María me dijo repetidas veces que mi tiempo aún no había llegado y que yo debía volver a la tierra. Pero yo no quería creerle. Y como ella veía que yo no quería escucharla, me tomó suavemente de la mano y me alejó de Jesús, diciendo:

Pedro debes de volver”. En ese momento, volvió a abrir los ojos y añadió con sus propias palabras: “Sabes, mamá. Cuando me dijo eso, volví corriendo hacia ti”.

Los seres que encontramos en la vida después de la muerte, son aquéllos a los que más quisimos y que murieron antes que nosotros. Somos acogidos por nuestros padres y amigos del más allá y por nuestros guías espirituales o ángeles de la guarda47.

El doctor Melvin Morse, que ha entrevistado a más de 70 niños, reporta el siguiente caso: Cuando Jamie Untinen tenia 5 años, ella “murió” de meningitis.

Más tarde, ella pintó un dibujo de lo que ella vio: Tres ángeles con Jesús. Él estaba muy hermoso y le dijo que debía regresar48.

Un niño de tres años relató su experiencia con sus pocas palabras. Brian había tenido un accidente al haber quedado atrapado debajo de la puerta del garaje de su casa. Y se sintió salir de su cuerpo.

Y dice: Yo empecé a llorar, porque me dolía demasiado. Y entonces vinieron los pajaritos (ángeles). Los pajaritos hicieron un sonido como de agua y entraron volando en el garaje. Ellos me cuidaron. Un pajarito vino a avisarte, mamá. Ellos vestían de blanco, todo de blanco. Ellos me dijeron: El bebé estará bien.

Y nos fuimos de viaje muy lejos. Volamos tan rápido como el aire… Ellos eran tan bonitos, mami. Y hay muchos, muchos pajaritos, y ellos me trajeron de vuelta a casa y vi un gran camión de bomberos y una ambulancia que estaba allí. Los pajaritos me dijeron que fuera con la ambulancia y que ellos estarían cerca de mí...

Y vi una luz muy brillante y yo la amaba mucho. Y la luz me abrazó y me puso los brazos a mi alrededor, diciéndome: Te quiero mucho, pero tienes que volver. Tú tienes que jugar al baseball y contarles a todos acerca de los pajaritos. Y la persona de la luz brillante me besó y me dijo adiós con la mano”.

Un niño de tres años, que cuenta muchas veces su historia con algunos detalles más o menos, pero siempre la misma, no miente. A todos los que podía, les hablaba de los pajaritos (www.nderf.org /spanish).


47 Kübler-Ross Elisabeth, La muerte: un amanecer, o.c., pp. 103-104.
48 Rawlings Maurice, To hell and back, Thomas Nelson Publishers, 1993, p. 54.

 

   


[Inicio] [ Blog] [Mision] [El Rosario] [Documentos] [Asesorias] [ Política de Privacidad] [Contacto ]

Copyright © 2016 Maria Luz Divina
Impulsada por: TusProductosWeb.com