Thursday December 14,2017
Iniciar pagina principal Quienes somos y que hacemos Mision principal del sitio en internet Como rezar el santo rosario, oraciones, etc. Base de datos de documentos recopilados Servicio de asesoria via e-mail. Calendario de eventos en el bimestre Personas para establecer contacto
 


INDICE REFLEXIONES

« PARTE 3 de 6 »

Partes[ 1 ] [ 2 ] [ 3 ] [ 4 ] [ 5 ] [ 6 ]


CONSTRUYE UN PUENTE

La verdadera reconciliación pasa por encima de los malentendidos, el rencor y el propio egoísmo.

Se cuenta que, cierta vez, dos hermanos que vivían en granjas vecinas, separadas apenas por un río, entraron en conflicto. Fue la primera gran desavenencia en toda una vida de trabajo uno al lado del otro, compartiendo las herramientas y cuidando uno del otro.

Durante años, ellos trabajaron en sus granjas y al final de cada día, podían atravesar el río y disfrutar uno de la compañía del otro. A pesar del cansancio hacían la caminata con placer, pues se amaban. Pero ahora, todo había cambiado.

Lo que comenzó con un pequeño mal entendido, final mente explotó en un cambio de ásperas palabras, seguidas por semanas de total silencio. Una mañana, el hermano mayor sintió que golpeaban su puerta. Cuando abrió, vio un hombre con una caja de herramientas de carpintero en la mano.

Estoy buscando trabajo –dijo éste.- Quizás usted tenga un pequeño servicio que yo pueda hacer.

¡Sí! - dijo el granjero – claro que tengo trabajo para usted. Ve aquella granja al otro lado del río. Es de mi vecino..., no, en realidad es de mi hermano másjoven. Nos peleamos y no puedo soportarlo más. ¿Ve aquella pila de madera cerca del granero? Quiero que usted construya una cerca bien alta a lo largo del río para que yo no pueda verlo más.

- Creo que entiendo la situación - dijo el carpintero. Muéstreme donde están las
palas, que ciertamente haré un trabajo que lo dejará a usted satisfecho. Como precisaba ir a la ciudad, el hermano mayor ayudó al carpintero a encontrar el material y partió.

El hombre trabajó arduamente durante todo aquel día. Ya anochecía cuando terminó su obra. El granjero regresó de su viaje y sus ojos no podían creer lo que veían. ¡No había ningún cerco! En vez de cerco, había un puente que unía las dos márgenes del río. Era realmente un bello trabajo, pero el granjero estaba furioso y le dijo:

- Usted fue muy atrevido en construir ese puente después de todo lo que yo le conté.

Sin embargo, las sorpresas no habían terminado. Al mirar nuevamente para el puente, vio a su hermano que se acercaba del otro margen del río, corriendo, con los brazos abiertos.  Por un  instante, permaneció inmóvil de su lado del río. Pero de repente, en un impulso, corrió en dirección del otro y ellos se abrazaron en medio del puente. El carpintero estaba partiendo con su caja de herramientas, cuando el hermano que lo contrató le dijo emocionado:

- ¡Espere! quédese con nosotros por algunos días. El carpintero respondió: -Me encantaría quedarme, pero desgraciadamente tengo muchos otros puentes que construir.

Y, usted..., ¿está necesitando un carpintero o es capaz de construir su propio puente para aproximarse a aquellos con los que rompió contacto?
No busque construir cercas que lo separen de las personas de las que se encuentra distanciado.

Construya puentes.

 
     
   


[Inicio] [ Blog] [Mision] [El Rosario] [Documentos] [Asesorias] [ Política de Privacidad] [Contacto ]

Copyright © 2017 Maria Luz Divina
Impulsada por: TusProductosWeb.com