Thursday December 14,2017
Iniciar pagina principal Quienes somos y que hacemos Mision principal del sitio en internet Como rezar el santo rosario, oraciones, etc. Base de datos de documentos recopilados Servicio de asesoria via e-mail. Calendario de eventos en el bimestre Personas para establecer contacto
 


INDICE REFLEXIONES

« PARTE 3 de 6 »

Partes[ 1 ] [ 2 ] [ 3 ] [ 4 ] [ 5 ] [ 6 ]


UN RAMO DE FLORES VENIDO DEL CIELO

Como lo hacía a menudo, .aquél día la abuela Luisa había ido al hospital, llevando en una canasta algunos ramos de flores, «acompañados de un pequeño mensaje bíblico. Se detuvo cerca de la cama del viejo Santiago, a quien muchas veces había hablado del amor de Dios, pero parecía que sus palabras no lo tocaban.

El anciano yacía con los ojos irritados y aparentaba estar muy enfermo. Suavemente, ella puso sus flores sobre la manta y esperó. Después de un rato, Santiago abrió los ojos y, al ver el ramo, preguntó:

¿Quién lo mandó? - ¡Dios! -fue la respuesta. El enfermo permaneció callado, y Luisa continuó entregando sus ramos a otros enfermos.

Al día siguiente, Santiago rogó a su mujer que reuniera a todos sus amigos incrédulos, alrededor de su cama. Allí, con una débil voz, sencillamente les dijo: -Jesús es mi Salvador. Desde que estoy enfermo, frecuentemente he pensado en Dios. Si existe -me dije-, debe ser posible encontrarle; y para estar seguro de ello, le pedí que me mandara una flor.

Luego, tras unos momentos de somnolencia, percibí un sutil perfume, y con estupefacción ví, no una flor, sino un ramo sobre mi manta. Y una voz me dijo que Dios me lo había enviando. Como si la contestación a mi oración no bastara, hallé las palabras de Jesús atadas a un tallo: "Y Yo no rechazaré al que venga a mí," (Juan 6:37).

Entonces, aquí en mi cama, acudí a él, tal como me encontraba..., y Él me respondió.

Ayer yo negaba la existencia de Dios...; hoy puedo morir creyendo en Cristo.

 
     
   


[Inicio] [ Blog] [Mision] [El Rosario] [Documentos] [Asesorias] [ Política de Privacidad] [Contacto ]

Copyright © 2017 Maria Luz Divina
Impulsada por: TusProductosWeb.com